Tecnología

Google cumple 20 años... Cómo será el ‘rey de internet’ cuando alcance los 40

El futuro de la compañía se estructura en torno a la inteligencia artificial

Ha formado a todo su personal en ‘machine learning’ para frenar el poder de Amazon, uno de sus retos

Pocas empresas han cambiado tanto la vida en los últimos 20 años como Google, tras revolucionar la manera en la que las personas acceden a la información. Ayer, la compañía que Larry Page y Sergey Brin fundaron en septiembre de 1998, y que nació como un simple buscador, cumplió dos décadas. Apenas un suspiro en el tiempo, pero suficiente para convertirse en una de las multinacionales más poderosas del mundo: domina el 90% de las búsquedas en internet, controla junto a Facebook el 70% del negocio de la publicidad digital, es dueña del sistema operativo más utilizado del mundo en los dispositivos móviles y es propietaria de una de las mayores plataformas audiovisuales del mundo (Youtube). La globalidad alcanzada por Google y su infinidad de servicios (ligados al cloud, al coche conectado, a la realidad virtual o a los pagos móviles, entre otros muchos) apenas deja ver el rastro de aquella startup que surgió en un garaje californiano.

Hoy la multinacional, bajo el paraguas de su matriz Alphabet, vale 830.000 millones (unos 710.000 millones) en Bolsa. La tecnológica, que empezó a cotizar el 19 de agosto de 2004 a 85 dólares por acción con un valor inicial de unos 50.000 millones de dólares, ha impulsado desde entonces en más de un 1.304% sus títulos y sus acciones valen hoy más de 1.200 dólares. La cuestión ahora es saber si la empresa será capaz de mantener este impulso a su valor (y alcanzar el soñado billón de dólares de cotización), y para ello es clave conocer cómo podría ser la Google de dentro de otros 20 años. Una Google ya con algunas canas.

Algunas pistas las da Bernardo Hernández, uno de los españoles que más alto ha llegado en Google hasta la fecha. Según relata, los fundadores de Google siempre han defendido que la misión de su compañía es la de organizar la información del mundo y hacerla accesible y útil, “pero después de haber trabajado 8 años cerca de ellos yo la formularía de otra forma: la misión de Google es la de solucionar problemas importantes para el hombre a través de la mejor tecnología disponible en cada momento”.

"Larry me dijo hace años que harían mapas, móviles, coches y aviones que se pilotarían solos, incluso teletransportación. De momento, solo han hecho unos cuantos...”

Hernández cuenta a CincoDías que en una reunión con mantuvo con Larry Page un día pudo preguntarle cómo veía el futuro de Google: “En ese momento solo teníamos el buscador como producto importante. Larry me dijo que lo que había hecho hasta entonces era solo el principio, que haría mapas, móviles, coches y aviones que se pilotarían solos, incluso teletransportación. De momento ha hecho unos cuantos.”. En opinión de Hernández, Google es una compañía “única” que sabe combinar el mejor código en las máquinas más rápidas y estables, con un respeto obsesivo por la experiencia de usuario. “Esto es una receta mágica para solucionar problemas importantes”.

Otro buen conocedor de Google, Javier Rodríguez Zapatero, al frente de la filial española entre 2008 y 2016, reconoce que es bastante complicado aventurarse a describir lo que será Google dentro de 20 años pero sí que se atreve a vaticinar que seguirá siendo una compañía importante, que no se parecerá a lo que es hoy. “En la actualidad, Google está apostando por ser un jugador relevante en todas las disrupciones tecnológicas que van a ser determinantes en los próximos años. Desde la inteligencia artificial, la robótica, la biotecnología y la nanotecnología asociadas a la extensión de la esperanza de vida, y estará en proyectos que incluso hoy desconocemos”.

El hoy presidente del Instituto Superior para el desarrollo de Internet (ISDI) cree que el modelo de negocio actual de Google va a seguir siendo sólido durante unos cuantos años, “lo que le permitirá seguir invirtiendo en ser un jugador relevante en cualquiera de las tecnologías que mencionaba”.

"Google está apostando por ser relevante en inteligencia artificial, robótica, biotecnología y nanotecnología asociadas a la extensión de la esperanza de vida”

Para Enrique Dans, prorofesor de Innovación en IE Business School desde 1990, el presente y futuro de Google (en realidad de Alphabet, como bien matiza), se estructura claramente en torno a tres conceptos: Machine learning, machine learning y machine learning. “En este momento, y desde hace varios años, es sin duda el concepto central, el hilo conductor del rediseño de todos los productos y servicios de la compañía. Una de cada diez palabras en la comunicación de la empresa tienen relación con ese concepto. Google ha formado a todo su personal, del primero al último, en machine learning, porque fía todo su futuro a su potencial diferenciador, a la posibilidad de que sus productos y servicios sean capaces de aprender más rápido que los de sus competidores”.

Así las cosas, ¿qué cabe esperar en los próximos 20 años de una compañía que hace hoy una apuesta tan clara y definida? “Lógicamente, que todos sus productos y servicios se reestructuren en torno al aprendizaje automático, y por tanto, que su eje fundamental pase a ser la adaptación al usuario y a sus necesidades. El asistente [Google Assistant] es una muestra clara con una progresión notable en ese sentido, pero el potencial de otros productos y servicios de la compañía en esa línea es brutal: nadie sabe qué propuestas nuevas puede desplegar Alphabet como holding de compañías en un plazo tan largo como 20 años, pero simplemente con algunas de ellas ya es como para soñar: la posibilidad de redefinir el transporte de personas mediante Waymo, la de ser capaz de protagonizar la transición a un cuidado de la salud preventivo a través de Calico y Verily, o la de replantear la ciberseguridad mediante Chronicle, por citar solo algunas de las compañías de un portfolio en el que, lógicamente, destaca también el potencial de la subsidiaria específica dedicada al machine learning, Deep Mind”.

"El presente y futuro de Google se estructura claramente en torno a tres conceptos: Machine learning, machine learning y machine learning".

La opinión de Dans va en la misma línea que la que sostiene el analista española Jaime García Cantero, quien se muestra seguro de que el futuro de Google está en la inteligencia artificial. Por un lado, aplicada a los negocios en los que ya está: la búsqueda con los recientes anuncios en Google Discover (la evolución de Feed) o los móviles con su asistente Google Now, pero también a otros ámbitos en los que el gigante de internet está aterrizando: el hogar ( Google Home) y el automóvil (Waymo).

Todas estas aplicaciones de la inteligencia artificial las veremos en el corto plazo, en el medio y aún más en el largo plazo, pues dichas aplicaciones van más allá de nuestra imaginación y muy probablemente pasen por la robótica, los interfaces naturales (sistemas con los que interactuaremos de manera natural) y mucho más”. En opinión de García Cantero, la revolución de la inteligencia artificial puede tener un impacto del mismo orden de magnitud que el de internet. “con lo que parece claro que los avances de los próximos 20 años serán exponencialmente mayores que lo que hemos visto en estos 20 años”.

El lado oscuro del gigante

El lado oscuro de que Google sea el gigante que es hoy es “la esclerosis corporativa, el tamaño”, dice Bernardo Hernández, que cuenta que la compañía en los primeros 10 años fue capaz de crear 6 productos que hoy tienen más de 1.000 millones de usuarios: buscador, Gmail, Mapas, Chrome, Android y YouTube. En los últimos 10 tan solo Google Fotos ha entrado en esa lista. “Las organizaciones grandes pierden el contacto directo con los usuarios y tienden a perderle el pulso a la realidad. Esto es letal para la innovación”.

En la misma línea, Rodríguez Zapatero apunta que el reto para Google es el ser capaz de seguir conectando a oferta y demanda “de una forma tan eficiente como lo ha venido haciendo hasta ahora para contrarrestar el gran poder que Amazon está mostrando en este momento. Es posiblemente la inteligencia artificial asociada a la gran cantidad de datos que maneja esta compañía lo que les permitirá seguir siendo sólida en el corto y medio plazo”.

García Cantero advierte, por su parte, otros dos retos. Uno, la regulación en sentido amplio, no solo los frentes actualmente abiertos por temas de competencia sino también otros ligados a la privacidad. "La evolución de Google correrá paralela a la de las diferentes regulaciones". El oto reto se refiere a su presencia global. "China es ya un mercado fundamental, pero lo será más en los próximos años. La estrategia de Google allí es compleja con un delicado equilibrio en el que no es fácil mantenerse, pero el crecimiento futuro pasa por un mercado tan ingente como el chino. En los últimos meses se ha publicado que Google estaría preparando un buscador específico para este país asiático llamado Dragonfly. Un proyecto que ha recibido fuertes críticas al interpretarse que la compañía podría estar dispuesta a acatar las condiciones de censura del Gobierno chino.

Normas