Gmail: los mensajes que se auto destruyen llegan a la versión móvil

Gmail: los mensajes que se auto destruyen llegan a la versión móvil

El modo confidencial llega también a la versión de para móviles

Hace unas semanas conocimos que Gmail estrenaba un interesante modo, que nos permitía controlar un correo electrónico incluso después de haber sido enviado a otra persona. Gracias a estas nuevas funciones, teníamos la posibilidad de poder obtener un mayor control sobre los mensajes que enviamos en todo momento a otros destinatarios. La función estrella es la de la auto destrucción de los mensajes después de un determinado tiempo, pues bien, todas esas funciones, ahora llegan también a las versiones móviles de Gmail, las que utilizamos en nuestros teléfonos.

Nuevas características en nuestros móviles

Así lo ha anunciado Gmail a través de su cuenta oficial de Twitter, en la que ha detallado la llegada de este nuevo modo a las versiones para teléfonos móviles de la aplicación. Gracias a esta última actualización, vamos a poder evitar que el destinatario pueda reenviar, copiar y pegar, descargar o imprimir el correo electrónico enviado incluso después de que este lo haya leído ya. Este modo confidencial de Gmail nos dará control total sobre los correos enviados

De hecho podremos seleccionar la caducidad del mensaje enviado, para que a partir de una determinada fecha el receptor no pueda hacer nada con él, ni utilizarlo de ninguna forma. Por último el emisor del mensaje podrá exigir al receptor que verifique su identidad, por ejemplo mediante el envío de claves o mensajes a su teléfono. De esta forma Gmail nos permitirá tomar el control por completo de los mensajes después de haberlos enviado, pudiendo autodestruirlos a distancia.

Este nuevo modo confidencial se puede activar cuando vamos a mandar un nuevo mensaje, o cuando estamos respondiendo a uno ya existente. Para ello sólo tenemos que pulsar sobre los tres puntos verticales existentes en la parte superior derecha de la pantalla de respuesta o de composición de mensajes. Dentro de este menú, podremos seleccionar los diferentes parámetros para que el correo tenga un comportamiento único una vez haya sido entregado a su destinatario.

Así podremos conservar siempre el control sobre el correo electrónico incluso después de que este haya sido entregado. Sin duda una forma formidable de que determinadas informaciones confidenciales no puedan vagar por la red una vez que hemos perdido el control sobre ellas, como suele ocurrir con los correos electrónicos.

Normas