Los drones también servirán para ahuyentar aves en los aeropuertos

Los drones también servirán para ahuyentar aves en los aeropuertos

Un proyecto busca que los drones sean capaces de limpiar de aves las pistas de los aeropuertos para evitar accidentes

La milenaria práctica de le cetrería siempre ha sido esencial para el ser humano, y además se ha ido adaptando con el paso de los años a las nuevas coyunturas de la sociedad y la industria. No es raro ver en los aeropuertos cómo son las propias aves la que mantienen las pistas de aterrizaje de los aeropuertos libres de aves que podrían chocar contra las aeronaves y provocar graves accidentes. Pero la tecnología se va introduciendo poco a poco en todo, y no hay mejor ejemplo que la información de la que nos hacemos eco hoy. Porque los drones ahora tienen un nuevo cometido en los aeropuertos, como es el de mantenerlos también libres de aves.

Drones autónomos para ahuyentar a las aves

No es la primera vez ni mucho menos que se utilizan los drones para mantener libres de aves los aeropuertos, aunque esta práctica se ha descubierto que es muy peligrosa cuando no existen pilotos cualificados que eviten interferir en las operaciones aéreas. Las maniobras necesarias para este tipo de operaciones son muy arriesgadas, y no está garantizado el éxito o que las pequeñas aeronaves puedan impactar con un avión en el momento menos pensado. Pues bien, el siguiente paso en el uso del dron para mantener los cielos de los aeropuertos libres de aves es el uso de drones autónomos.

Si no hay pilotos suficientemente expertos para poder realizar estas tareas, quizás lo mejor sea crear las propias reglas para que los drones puedan actuar por si solos. Ahora un nuevo proyecto que tiene su origen en un amago de accidente en el año 2009 con un vuelo de US Airways, ha podido utilizar drones autónomos para evitar el paso de aves por las pistas. La empresa CaITech es la responsable del desarrollo de este tipo de drones autónomos para ahuyentar a los drones, y su CEO Soon-Jo Chung es el máximo impulsor de este proyecto, con el objetivo de evitar de nuevo accidentes provocados por el paso de aves por las pistas.

Pero es un reto que necesita de mucha precisión y sobre todo de conocer las reacciones de las agrupaciones de aves. De esta forma, se debe encontrar un algoritmo que no sólo aleje a las aves, sino que además debe evitar que se dispersen al hacerlo, y que se desarrolle de forma ordenada para tener siempre controlada la ubicación de las aves y evitar sorpresas desagradables. El vídeo adjunto explica perfectamente el principio de estos experimentos y los resultados que se están obteniendo. Porque sobre todo se debe evitar que los drones asusten a las aves, y para ello el algoritmo de funcionamiento del dron debe ser perfecto, sin lugar a lagunas en las maniobras de estas pequeñas aeronaves.

Normas