El avión “espacial” de Virgin Galactic bate un nuevo récord de altitud

El avión “espacial” de Virgin Galactic bate un nuevo récord de altitud

En el futuro llevará a pasajeros al espacio en vuelos comerciales

Los viajes al espacio en clave de ocio serán una realidad muy pronto. Algo que se ha encargado de recordarnos Virgin Galactic de nuevo, la aerolínea espacial de Richard Branson que busca realizar los primeros vuelos comerciales al espacio, con un billete que costará a cada pasajero nada menos que 250.000 dólares. En esta ocasión, se ha vuelto a probar el funcionamiento de la aeronave, con un gran éxito, donde se ha vuelto a superar un nuevo récord de altitud para una nave de este propósito meramente turístico.

Nunca había llegado tan lejos un avión de este tipo

Virgin Galactic sigue puliendo su programa de vuelos turísticos al espacio con una nueva prueba que ha demostrado que el objetivo está más cerca que nunca. Desde la propia firma aseguran que se ha roto dos veces la velocidad del sonido y que han alcanzado la cota más lejana conseguida hasta la fecha por la firma de Richard Branson. La aeronave que ha conseguido esta hazaña ha sido el VSS Unity, que ha alcanzado una velocidad de 2,47 veces la velocidad del sonido.

Gracias a esta velocidad la nave ha conseguido alcanzar la mesosfera, algo que no había conseguido ninguna aeronave similar antes. Los propulsores de la nave se utilizaron durante 42 segundos, lo que permitió a los pilotos atravesar la estratosfera y alcanzar la mesosfera. De esta forma el VSS Unity consiguió un récord absoluto de altitud en vuelo, alcanzando nada menos que los 52 kilómetros de altura después de un vuelo prácticamente vertical. Aunque el objetivo final de estos vuelos es llegar hasta el espacio, unos 100 kilómetros de altitud, la evolución de la nave de Virgin hace pensar que el objetivo no está lejos.

De hecho ya han conseguido alcanzar la mitad de la altura necesaria, y ahora están pendientes de sacarle partido a los resultados obtenidos en esta prueba. Que también ha servido para que se analice el espacio de cabina y su habitabilidad, teniendo en cuenta que en un futuro serán pasajeros sin ninguna experiencia en vuelos de ese tipo los que ocupen los asientos del avión. El despegue y aterrizaje de esta nave de Virgin se ha producido en el desierto de Mojave en California.

Normas