Samsung Galaxy S10 y Galaxy flexible: estas serían sus fechas de presentación

Samsung Galaxy S10 y Galaxy flexible: estas serían sus fechas de presentación

La firma coreana prepara una revolución para su gama alta en 2019, podría marcar un antes y un después con su móvil flexible

Parece que poco a poco se van aclarando las cosas alrededor de los nuevo topes de gama que lanzará Samsung el próximo año 2019. Por un lado tenemos el Samsung Galaxy S10, y por otro lado un nuevo Smartphone llamado a revolucionar el mercado, el primero con pantalla flexible, y que hasta ahora se ha conocido como Samsung Galaxy X. Pues bien, parece que ambos móviles se presentarán al comienzo de 2019. Al menos eso es lo que aseguran las informaciones aparecidas en un medio de Corea del Sur, el país natal de la firma. Según estas informaciones, el nuevo Galaxy S10 podría adelantar su presentación casi dos meses.

El CES de Las Vegas podría ver al Samsung Galaxy S10

Tal y como hemos conocido ahora, Samsung estaría adelantando la producción de su nuevo tope de gama, el Samsung Galaxy S10, con el objetivo de poder presentarlo el próximo mes de enero, en los primeros días del año. Durante esos días se celebra el CES de Las Vegas, la feria de consumo más importante del planeta, y podría ser entonces cuando se dé a conocer este esperado terminal. Pero el auténtico As en la manga de Samsung podría ser el conocido hasta ahora como Galaxy X, y que sería el primer teléfono con una pantalla flexible.

Samsung Galaxy X
El Samsung Galaxy X seria el primer móvil con pantalla flexible del mercado

Este móvil, pensado para celebrar los diez años de la gama Galaxy, podría ser el responsable de desplazar la fecha de presentación del S10 al mes de enero. Y todo porque estas informaciones apuntan a que el móvil con pantalla flexible de Samsung podría presentarse durante el MWC 2019 en Barcelona, que se suele celebrar en el último fin de semana del mes de febrero. Sin duda sería una estrategia arriesgada por parte de Samsung, y similar a la llevada a cabo por parte de Apple con el iPhone X.

La firma coreana no quiere canibalizar su gama alta, pero tendrá que tener en cuenta que los potenciales compradores del Samsung Galaxy S10 se podrían ver tentados a esperar al Galaxy X y su pantalla flexible para decidir su compra. Siempre y cuando este último se mantenga en una horquilla de precio accesible. Porque es evidente que una pantalla flexible como la que se rumorea supondrá un gasto mayor para Samsung, y por tanto, un aumento del precio respecto de los actuales Galaxy o el propio Galaxy S10. Veremos qué ocurre al final, pero parece que se prepara un décimo aniversario de los smartphones de Samsung sencillamente espectacular.

Normas