whatsapp

Esta extensión para WhatsApp evitará que pases un mal rato en el trabajo

Evita que otros compañeros vean las fotos que recibes en la app de escritorio

Que tire la primera piedra quien no haya chateado alguna vez en su trabajo a través de WhatsApp Web en la oficina. Es una práctica muy extendida, que por otro lado no está bien vista en todos los centros de trabajo, y que en según qué ocasiones podría meternos en un lío embarazoso. Sobre todo si chateamos en un grupo donde no se sabe las imágenes que podrían entrar en la sala de chat, ahí es donde nuestros compañeros de trabajo más “cotorros” mirarán por el rabillo del ojo cuáles son esas fotos tan comprometedoras que has recibido. Pues bien, hay una forma definitiva de acabar con estas suspicacias por parte de otros compañeros y compañeras.

Nadie podrá ver las imágenes que recibes

En las oficinas siempre hay algún empleado al que le toca la mesa peor ubicada, esa que no sólo está cerca de los jefes, sino que además estos tienen perfectamente a la vista lo que hay en tu monitor, o cerca de los típicos compañeros que miran más a tu monitor que al suyo. Pues bien, la solución sería bastante sencilla si pudiésemos desechar esas imágenes que recibimos en el chat y que todo se redujera a texto. Pues bien, hay una extensión de Chrome que puede ayudarnos a eliminar por completo cualquier riesgo de que nos pillen con alguna foto que por la razón que sea está completamente fuera de lugar en un entorno de trabajo.

WhatsApp oficina
Esta extensión difumina las fotos que recibes en WhatsApp Web

Esta extensión la podemos encontrar en la Chrome Web Store, la tienda de Google donde podemos descargar una extensión llamada Blur WhatsApp. Como su propio nombre indica, esta extensión puede difuminar por completo las imágenes que nos llegan a WhatsApp Web, cuando estamos chateando desde el ordenador, por ejemplo del trabajo. De esta forma, una vez que instalamos la extensión, todas las imágenes parecerán un simple borrón. Un borrón que nos permitirá preocuparnos sólo de leer los mensajes, y no de si alguien a nuestro alrededor va a ver o no las imágenes que estamos recibiendo en el chat.

Si luego queremos ver las imágenes, mejor aprovechar y hacerlo desde nuestro móvil cuando hayamos dejado el centro de trabajo. Es una extensión bastante básica y de funcionamiento sencillo, pero que sin duda puede evitar que pasemos un mal rato en el trabajo por una foto recibida de forma inesperada y que en ojos indiscretos puede hacernos mucho daño en la oficina.

Normas