5G
Visitantes pasan junto a un logo de 5G en el Mobile World Congress Barcelona 2017. Getty Images

El Gobierno empezará la licitación de frecuencias de móvil 5G en enero

Comenzará por las bandas de 3,6 y 1,5 GHz, que están libres

El Ministerio lanza un plan nacional de 5G

El Ministerio de Energía, Turismo y Agencia Digital ha establecido un plan nacional de 5G, para el desarrollo de esta nueva tecnología móvil. Un proyecto considerado como una apuesta europea para el futuro digital, según señalan fuentes del departamento que dirige Álvaro Nadal.

Los tres grandes ejes del plan son la licitación de frecuencias móviles, el desarrollo de experiencias piloto y el apoyo al I+D y creación de ecosistemas.

En relación a las frecuencias para 5G, se usarán las bandas de 26 GHz, 3,6 GHz, 1,5 GHz y 700 MHz, que corresponde al nuevo dividendo digital. En la banda de 26 GHz todavía no se han cerrado las cuestiones técnicas y no se licitará todavía.

Las frecuencias de 3,6 GHz y 1,5 GHz, que ya están disponibles y libres en España, son prioritarias y su licitación empezará a principios de 2018 para ponerlas a disposición de los operadores cuanto antes. El proceso de licitación empezará en enero, según fuentes del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

En relación a los 700 MHz, la hoja de ruta se trazará en la primera mitad de 2018. La intención del Gobierno es que su liberación se realice entre 2019 y 2020. El despliegue de las redes de 5G tendrá lugar a partir de 2020.

En relación a los proyectos de I+D y casos de uso reales de 5G, el Ministerio prevé convocar los concursos en 2018, para acelerar en su desarrollo entre 2019 y 2020. El Gobierno espera que participen operadores y fabricantes en casos de uso de red. La intención es que se usen todas las frecuencias en las distintas pruebas.

En la actualidad, Japón, Corea del Sur, Reino Unido y Alemania son los países más avanzados en el 5G. Con este nuevo plan, España se situaría como tercer mercado europeo en el desarrollo de esta nueva tecnología móvil.

La 5G se va a basar en una mejora de la capacidad y la velocidad alcanzando velocidades superiores a 100 Mbps con picos de 1 Gbps. La latencia permitirá ofrecer servicios en tiempo real y sostener el internet de las cosas. La eficiencia del 5G permitirá implantar baterías en dispositivos conectados con una vida de 10 años, reduciendo drásticamente los costes.

Además, cambiarán las formas de gestionar la red, introduciendo una mayor virtualización.

Bruselas cree que los beneficios del 5G en 2025 en España rondará los 14.600 millones de euros anuales.

Entre otros usos destacan las comunicaciones ultrafiables como el coche conectado y autónomo (aunque todavía tardará en llegar), monitorización remota de maquinaria e infraestructuras críticas, el ámbito sanitario con operaciones en remoto, o la gestión de flotas con una mayor innovación en la logística.

La última semana ha sido intensa en esta actividad. El martes se abrió la consulta pública del 5G y ya se ha publicado el plan para extender la banda ancha.

Normas
Entra en EL PAÍS