Xiaomi

El Xiaomi Redmi Note 5 contaría con un procesador decepcionante

Pasa por un test de rendimiento con un procesador inesperado

La firma china ha presentado numerosos terminales este año, destacando entre todos ellos el Xiaomi Mi6 o el Xiaomi Mi Mix 2. Pero en lo que queda de 2017 se espera con gran expectación la gama media más popular del mercado, en una nueva generación que encarnaría el Xiaomi Redmi Note 5. El nuevo terminal sigue filtrándose, desde imágenes que nos muestran su posible pantalla con relación de aspecto 18:9 hasta los test de rendimiento. En esta ocasión se trata de lo último, que nos ha dejado una información algo decepcionante.

No contaría con el Snapdragon 660, sino con otro mucho menos potente

Hasta ahora se pensaba que el Xiaomi Redmi Note 5 contaría con el procesador Snapdragon 660, el más potente de la gama media, y sólo por debajo de la serie 835 y 821 de Qualcomm, pero cuál ha sido la sorpresa hoy al conocer el paso del Xiaomi Redmi Note 5 por el test de rendimiento de Geekbench y mostrar un procesador para nada esperado. Como se puede ver en la prueba, para nada cuenta con el Snapdragon 660, sino que pasa por ella con un sorprendente Snapdragon 617, un procesador claramente inferior.

Xiaomi Redmi Note 5
El Xiaomi Redmi Note 5 contaría con un inesperado procesador

La fecha de la prueba es de hace sólo dos días, y en ella se puede ver claramente que es el Xiaomi Redmi Note 5 el que la pasa. Un Xiaomi Redmi Note 5 que en este test de rendimiento cuenta con el software Android 7.1.2, mientras que la memoria RAM es de 3GB. Sin duda de ser esta la configuración final del Xiaomi Redmi Note 5 sería bastante decepcionante. En cualquier caso cabe la posibilidad de que se trata de alguna variante del nuevo modelo, aunque para modelo con prestaciones más humildes ya existe el Xiaomi Redmi Note 5A presentado hace un par de meses.

En cualquier caso es un movimiento que nos descoloca y mucho, para un terminal que podría contar con la primera pantalla de 18:9 de toda la gama media de Xiaomi. Una pantalla que por tanto ocuparía casi todo su frontal, al igual que lo hace el Xiaomi Mi Mix 2 o tantos otros topes de gama de este 2017. Además estrenaría en la gama Redmi Note las cámaras duales. Sin duda un móvil que de contar con esa pantalla y un procesador más potente que el visto hoy, como mínimo el Snapdragon 625, volverá a ser el rey indiscutible de la gama alta.

Normas