ZTE Axon M

Nuevo ZTE Axon M, el primer móvil con diseño plegable

Las dos pantallas funcionan como una sola

Los teléfonos móviles apenas han cambiado su diseño en los últimos diez años, desde que las primeras grandes pantallas táctiles se extendieran por el sector y dejaran atrás los teclados doce teclas que se habían popularizado por ejemplo con marcas como Nokia. Ahora estamos viviendo un 2017 donde las pantallas son más grandes que nunca y cuentan con un tamaño a la vez más compacto, pero ZTE ha sorprendido a propios y extraños con el lanzamiento del nuevo Axon M, un curioso móvil plegable que cuenta con dos pantallas y que ofrece así un concepto de teléfono revolucionario.

Características del ZTE Axon M

Para hacerse una idea, la solución que utiliza ZTE para ofrecer estas dos pantallas es similar a la que ofrece Nintendo con sus Nintendo 3DS, que cuentan con dos pantallas unidas por una bisagra, donde se integran los conectores de esta pantalla. De esta forma el ZTE Axon M nos ofrece nada menos que dos pantallas de 5,2 pulgadas y resolución Full HD, que tienen la curiosa característica de funcionar como una sola. De esta forma contamos con una pantalla mucho más grande, similar a la de una tableta, pero en el tamaño de un teléfono tradicional de 5,2 pulgadas cuando lo plegamos y no lo utilizamos.

ZTE Axon M y su sorprendente diseño
ZTE Axon M y su sorprendente diseño

Evidentemente esto obliga al ZTE Axon M a ser un poco más grueso, con 12 milímetros, frente a los 8 que suele medir el perfil de un móvil tradicional. Con estas dos pantallas el ZTE Axon M pesa 230 gramos, lo que es un peso muy contenido para las características tan singulares con las que cuenta. En cuanto al resto de su hardware, el ZTE Axon M cuenta con el procesador Snapdragon 821, el mismo que por ejemplo monta también el LG G6. La memoria RAM es de 4GB, mientras que el almacenamiento interno llega hasta los 64GB ampliables mediante tarjetas microSD.

ZTE Axon M
El ZTE Axon M cuenta con dos pantallas que funcionan como una

Cuenta con una cámara de fotos tradicional, con un sensor de 20 megapíxeles y una apertura de f/1.8 con autoenfoque. La batería es de 3180mAh y es compatible con la carga rápida Quick Charge 3.0. Ofrece conectividad 802.11 a/b/g/n/ac 2.4 GHz/ 5 GHz, USB Tipo C, así como Bluetooth 4.2. Sin duda es un móvil sorprendente que no va a dejar indiferente a nadie, veremos hasta qué punto es aceptado por el público, que no suele ser receptivo a cambios tan agresivos, aunque en este caso apunta a una interesante experiencia de usuario.

Normas