Super Nintendo Classic Mini

Super Nintendo Classic Mini ¿ofrece algo más que nostalgia?

Nitendo confirmó el lanzamiento para el 29 de septiembre

El año pasado, Nintendo sacaba un "juguete" del que esperaba vender sólo unos cientos de miles de unidades y despertó un sentimiento por lo "retro" que ha convertido a la NES Classic Mini en un oscuro objeto de deseo para los coleccionistas y nostálgicos.

De una consola de 8 bits con apenas 30 juegos de hace más de 20 años, la gran N ha vendido cerca de 3 millones de unidades y en Kioto han dado el paso lógico: anunciar la Super Ninendo Classic Mini para este otoño. Como la anterior costará 80 euros y, probablemente, sea aún más difícil de conseguir ya que todo el mundo querrá hacerse con una el primer día antes de que se agoten y, pocos meses después, Nintendo vuelva a anunciar que está descatalogada (lo que hace poco pasó con la NES Classic).

Super Nintendo Classic Mini

¿Qué tiene la Super Nintendo Classic Mini?

25 años después de su lanzamiento, una fecha muy redonda, el "cerebro de la bestia" volverá al mercado con el nombre comercial: Nintendo Classic Mini: Super Nintendo Entertainment System.

Incluye 21 juegos preinstalados y como en el caso de la NES Classic Mini, no se podrán añadir más a la siguiente lista:

- Contra III: The Alien Wars
- Donkey Kong Country
- EarthBound
- Final Fantasy III
- F-ZERO
- Kirby Super Star
- Kirby’s Dream Course
- The Legend of Zelda: A Link to the Past
- Mega Man X
- Secret of Mana
- Star Fox
- Star Fox 2
- Street Fighter II Turbo: Hyper Fighting
- Super Castlevania IV
- Super Ghouls ’n Ghosts
- Super Mario Kart
- Super Mario RPG: Legend of the Seven Stars
- Super Mario World
- Super Metroid
- Super Punch-Out!!
- Yoshi’s Island

Vendrá con 2 mandos y, como la consola, tendrán el diseño que tuvo la Super Nintendo en Europa - qué es diferente a la americana, como pasó con la NES -.

"Hace lo mismo una Raspberri Pi"

Este es el comentario "cuñado" más oido en las últimas horas. Es cierto, con una Raspberri PI de un precio similar no sólo podremos emular la veintena de juegos que tiene la Super Nintendo Classic, sino todos los que salieron para esa plataforma y, actualmente, para todas desde la primera consola hasta la PlayStation original - incluyendo ordenadores tipo Spectrum o Comodore y recreativas MAME, etc. -.

Y es que, incluso, la NES Classic Mini ya fue hackeada, descubriendo que tiene una potencia superior a una Game Cube y, prácticamente, cercana a la Wii. Rápidamente, se han creado tanto sistemas para cargar más juegos como emuladores de otras plataformas.

Sin embargo, el valor diferencial, eso sí, de Super Nintendo Classic no deja de ser la nostalgia. Es tener una pieza en miniatura y funcional, además de adaptadas a tecnologías actuales como HDMI y pantallas LCD, para recordar esas interminables horas frente al televisor cuando lo que nos sobraba es el tiempo.

Y ese es el verdadero valor de la consola. Es un juguete, un icono, un elemento en el que no importa "lo que hace" sino "cómo es".

Normas
Entra en EL PAÍS