Zero Latency: Visitamos (y vivimos) la realidad virtual más "real"

Zero Latency: Visitamos (y vivimos) la realidad virtual más "real"

Experimentamos una de las experiencias de RV más reales y al alcance de los usuarios.

Zero Latency abrió sus puertas hace unos meses en Madrid y está a punto de aumentar el número de experiencias que se pueden vivir - y sí, hemos dicho vivir - en sus instalaciones. Las experiencias de Realidad Virtual se han reducido, normalmente, a unos pocos metros cuadrados alrededor del usuario y, en la mayoría de las ocasiones, son una experiencia en solitario.

Qué es Zero Latency

Zero Latency viene con el aval del éxito en Japón, Australia y EE.UU. y ahora es posible experimentarlo en Madrid. Vamos a daros la definición que dan ellos y luego os contarmos nuestra experiencia: es una experiencia de realidad virtual multijugador simultáneo. La acción tiene lugar en una zona de juego de 200 metros cuadrados - aunque puede haber instalaciones de hasta 400 metros cuadrados - real por el que hasta seis jugadores pueden moverse con libertad y verse unos a otros.

El sistema de rastreo utilizado se basa en un juego de cámaras que sigue los movimientos de los participantes y envía la señal a un servidor que la procesa y la devuelve a las mochilas que llevan los jugadores. Todo en tiempo real y sin lag (de ahí, Zero Latency).

En concreto, lo llevan los jugadores encima son unas gafas de realidad virtual basadas en OSVR y un ordenador AlienWare colgado a la espalda. A pesar de todo, el conjunto sólo pesa 3 Kg. Es bastante cómodo y se hace fácil llevarlo encima y moverse con agilidad. Si tuvieramos que hacer un símil, para aquellos "niños de los 80", es como ponerse el equipo de los Cazafantasmas (y Zero Latency... ¿para cuando una versión de esta película en VR?).

Zero Latency: Visitamos (y vivimos) la realidad virtual más "real"

Sí, Zero Latency es casi real

En esto de las experiencias de realidad virtual ya estamos, en muchas ocasiones, de vuelta de todo. Pasa como el detergente que cada vez lava más blanco y no son pocos los amigos con los que nos hemos encontrado que han probado las Cardboard, las HTC Vive o las Oculus y, pese a todo, te dicen que se ve poco real. Y es que una de las limitaciones de todos estos sistemas es que aunque podemos ver y pseudo-tocar esos mundos virtuales, no nos podemos mover por ellos. Ese es el punto diferencial de Zero Latency.

La experiencia que pudimos vivir empieza vistiéndonos con un chaleco que nos permitirá estar localizados, ponernos unas gafas de realidad virtual y, finalmente, coger en nuestras manos una especie de rifle de asalto (la BlackBird) con el que acabaremos con los enemigos. Este último elemento es el más importante para la inmersión ya que en vez de coger un mando o algo parecido, sentimos el peso del arma y tocamos sus botones para recargar o cambiar el tipo de fuego.

Con todo ello encima, nos colocamos junto al resto de los otros jugadores en el centro de un espacio enorme y diáfano que, en un segundo tras ponernos las gafas se transforma en otra realidad. Pero esta vez..., es una realidad que podemos recorrer.

De nuevo, no podemos recalcar este punto en especial. Vemos los personajes de nuestros compañeros, los oímos a traves de sus micrófonos y auriculares pidiendo colaboración o ayuda y nos movemos a su lado. Es realmente vivir dentro de un videojuego como ninguna otra experiencia.

Resistiendo una horda zombi

La experiencia que pudimos jugar fue Zombie Survival, un juego en el que formamos un comando con nuestros compañeros y tenemos que resistir en una zona 0 el ataque de hordas y hordas de zombies que vienen a por nosotros. Es imprescindible colaborar con nuestros amigos, tener la puntería necesaria y pensar no sólo en matar más y más sino también reparar y cuidar las barreras que tenermos para protegernos.

A título personal, el que suscribe ha probado todas y cada una de las experiencias de realidad virtual que hay, incluyendo alguna más sofisticada en ciertas instalaciones pero basada en los modelos comerciales que hay para uso doméstico. Zero Latency es algo totalmente diferente. No es posible tener esta experiencia en casa de ninguna manera y, sobre todo, es la primera vez que hemos visitado y, sobre todo, vivido realmente como si estuvieramos allí, en el "otro lado".

En junio estrenarán una nueva experiencia en Madrid, Sigularity, una aventura espacial a lo largo y ancho de los pasillos de una estación espacial y... nosotros ya nos hemos apuntado para poder viajar de nuevo a esos mundos.

Normas