Tabletas
Tableta Sony tinta electrónica

Sony presenta una tableta de 13,3” con pantalla de tinta electrónica

Orientada al uso profesional

Las pantallas de tinta electrónica son sin duda las grandes marginadas de la industria, que las ha encasillado en el sector de los lectores de ebooks, para los que son la solución perfecta y sin duda más brillante que existe. Pero hemos visto pantallas de tinta electrónica en otros dispositivos, como en móviles situadas en la parte posterior como pantalla secundaria e incluso en smartwatch como los malogrados pebble. Más allá de estos ejemplos las pantallas de tinta electrónica no han tenido mucho más recorrido. Ahora conocemos una nueva tableta de generosas dimensiones por parte de Sony, que nos ofrece una interesante forma de utilizar esta tecnología.

Una gran tableta de tinta electrónica para profesionales

Ese es el planteamiento primordial de esta nueva tableta, que en realidad no es una completa novedad dentro de la gama de Sony, ya que sucede a un modelo que también utilizaba la misma tecnología en su pantalla. Ahora Sony ha presentado la tableta DPT-RP1, que cuenta con un tamaño muy generoso, de nada menos que 13,3 pulgadas, lo que la hace bastante grande respecto al tamaño medio de la mayoría de tabletas, ofreciendo la superficie de pantalla de un ordenador portátil medio.

Tableta Sony tinta electrónica

Esta pantalla es de tinta electrónica, y cuenta con una resolución bastante más elevada que la de su predecesor, de 1650×2200 píxeles, por lo que es una de las pantallas de tinta electrónica con más resolución que hemos visto. Esta tableta viene con un lápiz similar al S-Pen de Samsung que nos permite editar documentos en la gran pantalla de esta tableta. Y es aquí donde reside realmente la esencia de esta gran tableta de tinta electrónica.

Normalmente estamos acostumbrados a lectores de libros con esta tecnología de pantalla, y lo menos usual es que se pueda dibujar o anotar en ellas gracias a un lápiz. Y es precisamente lo que nos permite hacer esta nueva tableta de Sony, ya que con el lápiz podemos editar documentos PDF, por poner un ejemplo, hacer anotaciones o directamente dibujar cualquier tipo de boceto como si de la tinta de un bolígrafo se tratara, con la ventaja de que podemos deshacer lo hecho en cualquier momento.

Esta gran tableta de tinta electrónica no es barata, de hecho su precio se moverá alrededor de los 650 euros, y de momento no parece que vaya a salir de Japón, el país de origen de Sony que es el mercado donde se comercializará de momento. Veremos si en el futuro llega al mercado europeo.

Normas
Entra en EL PAÍS