Chrome
google chrome Ampliar foto

Cómo evitar que un usuario instale o utilice extensiones en Chrome

Google Chrome se caracteriza por la facilidad con que podemos instalar pequeños programas para mejorar sus funciones. La gran comunidad de desarrolladores independientes que hay entorno al navegador de Google nos permite acceder a miles de extensiones que ofrecen grandes funcionalidades adicionales a las que ofrece tradicionalmente la aplicación. Ahora bien, existen casos en los que posiblemente no queramos que determinados usuarios puedan instalar o utilizar extensiones de Chrome en un determinado ordenador. Para ello existe una forma sencilla de prohibir cualquier acceso a este tipo de contenidos para un usuario.

Limita el uso de las extensiones en Chrome por parte de los usuarios.

Para poder llevar a cabo estas restricciones hay que llevar a cabo un proceso muy sencillo. Este pasa primero por buscar la ubicación donde se encuentran las extensiones de este usuario concreto. Para ello debemos iniciar Chrome identificados como el usuario al que queremos limitar el acceso a estos contenidos. Una vez iniciado Chrome introducimos la siguiente dirección en la barra del navegador “chrome://version/” sin las comillas. Automáticamente se abrirá en la ventana una especie de informe con todos los datos de la versión de Chrome y una ubicación de los datos de ese usuario.

Google Chrome

Esa información la podemos ver en la línea Ruta de perfil, seguida de una dirección similar a esta C:\Users\NOMBREUSUARIO\AppData\Local\Google\Chrome\User Data\Default. Pues bien, ahora copiamos y pegamos en la barra del explorador de archivos de Windows esta ruta, para ver directamente la carpeta en la que se encuentran las extensiones de este usuario. Como Chrome no cuenta con una herramienta específica para prohibir este uso, necesitamos de los permisos de administrador del sistema operativo para poder bloquear el uso de estos datos.

Para ello una vez que estamos en la ruta de la carpeta de extensiones de este usuario, pulsamos sobre la carpeta con el botón derecho del ratón y pulsamos de nuevo sobre propiedades. Aquí se abre la ventana de permisos de Windows, donde podemos especificar si este usuario puede leer o escribir archivos en esta carpeta. Si elegimos denegar el permiso de escritura, evitamos que el usuario instale extensiones. Si queremos evitar también que las utilice pues debemos denegar todos los permisos a este usuario en la carpeta.

De esta forma por mucho que quiera le será imposible instalar o leer nada en las extensiones de Chrome, ya que el acceso a esa carpeta estará ya completamente denegado y será imposible escribir archivos en ella.

Normas