Medidas sociales

El Congreso apoya una renta mínima de 426 euros para hogares sin recursos

PP y Ciudadanos votan en contra de la Iniciativa Legislativa Popular

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo, y Pepe Álvarez, posan ante el Congreso con diputados que apoyaron la renta mínima de 426 euros.
Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo, y Pepe Álvarez, posan ante el Congreso con diputados que apoyaron la renta mínima de 426 euros. EFE

La Iniciativa Legislativa Popular para fijar una renta mínima de 426 euros para personas con pocos recursos pasó hoy su primer trámite parlamentario. Salvo PP y Ciudadanos, el resto de partidos votó a favor de una proposición de ley que iniciara ahora un largo proceso en el Parlamento.

La proposición de ley que el congreso ha tomado en consideración contempla fijar una prestación de ingresos mínimos de 426 euros para más de 2,4 millones de personas sin recursos. Los requisitos para recibir esta ayuda son tener entre 18 y 65 años, encontrarse en situación de no ocupado, no percibir prestaciones por desempleo y carecer de ingresos individuales y de los miembros de la unidad familiar establecidos en el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). El coste de la iniciativa, impulsada por Comisiones Obreras y UGT, ascendería a 12.000 millones.

Todos los grupos parlamentarios, a excepción del PP y Ciudadanos que consideran “inasumible” la cuantía de la renta, apoyaron la toma en consideración de la iniciativa, para la que los sindicatos recabaron más de 700.000 firmas, con lo que inicia ahora su tramitación y se abre un periodo de enmiendas. La medida no está ni mucho menos aprobada. El trámite para que se convierta en ley puede alargarse un año y no está garantizada su aprobación.

Durante el debate, el portavoz de Empleo del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas, se encargó de defender la iniciativa, que calificó “de alcance, sumo interés y relevante” la proposición de ley para establecer un ingreso mínimo que asegure una “vida digna” y cubrir una “carencia seria” y una “insuficiencia grave” en el sistema público de protección social para los que han agotado todas las ayudas posibles, de forma que se consiga tener “un país decente”.

En este sentido, recordó que hay 1,4 millones de familias con todos sus miembros activos en paro, 700.000 familias sin ingresos, seis millones de trabajadores pobres con sueldos inferiores al SMI, tres millones de personas bajo el umbral de la pobreza, 3,5 millones en pobreza severa y dos millones de niños pobres.

La diputada popular Susana López Ares ha apelado al “voto responsable” para rechazar la toma en consideración de la iniciativa porque “no se puede votar el inicio de un proceso que se sabe desde un principio que no es viable”.

El portavoz de Presupuestos de Unidos Podemos, Segundo González, defendió por su parte que la iniciativa va en la “dirección adecuada”, si bien ha criticado los “planes” del PP y el PSOE para obstruir la aplicación de la ley, ya que “parece que se pondrá de acuerdo para no aplicar la medida hasta que no haya Presupuestos”. A pesar de su voto favorable a la tramitación de la iniciativa, González indicó que desde Unidos Podemos intentarán incrementar la cuantía durante su tramitación, para ampliar la cobertura de 426 euros, que “no es una cantidad suficiente para salir del umbral de la pobreza”, hasta el entorno de los 660 euros.

Por parte de Ciudadanos, el diputado Antonio Roldán, justificó su negativa a apoyar esta medida con argumentos similares a los esgrimidos por el Partido Popular. Criticó al PSOE por “podemizar” sus políticas, con una iniciativa que “no se puede cumplir y acabará generando desconfianza” al ser “un caldo de cultivo perfecto para que emerja el populismo”. Roldán advirtió que la medida genera problemas de “dinero, incentivos y conceptos”. En este sentido, Ciudadanos sugiere que una renta de este tipo puede desincentivar la búsqueda de empleo. Su propuesta es establecer una ayuda para los trabajadores con salarios reducidos.

Normas