Televisores QLED
Toma de contacto con los televisores QLED de Samsung en el CES 2017 Ampliar foto

Toma de contacto con los televisores QLED de Samsung en el CES 2017

La semana pasada se celebró el grueso de la feria de electrónica de consumo más importante del mundo, como es el CES de Las Vegas. En esta feria Samsung presentó sus nuevos televisores QLED, que mientras muchos esperan el salto a la tecnología OLED de la firma coreana se convertirán en la punta de lanza en la tecnología de televisores de Samsung, que deja atrás la gama SUHD que se ve sustituida por esta QLED recién presentada. Hemos realizado una toma de contacto que podéis disfrutar aquí.

Una nueva gama para decir adiós a los televisores SUHD

Así que mientras que Samsung permanece fiel a la tecnología LED potenciada por diodos para conseguir una imagen de más calidad, hemos podido conocer esta fenomenal toma de contacto donde se repasan uno a uno los aspectos más interesantes de estas televisiones, que como os contábamos hace sólo unos días integraban un servicio muy similar a Chromecast. Esta nueva gama de televisores que deja atrás la denominación SUHD para abrazar la de QLED está compuesta por los modelos Q9, Q8 y Q7. Una nueva tecnología que tiene unas diferencias evidentes con la tecnología OLED. El primero cuenta con pantalla plana, mientras que el segundo ofrece el ya característico panel curvo.

Se caracterizan por contar con una tecnología basada en Quantum Dot, que se diferencia por permitir a estos dispositivos reproducir un 100% del volumen de color, obteniendo una mayor profundidad, un brillo máximo aún más potente, alcanzando hasta los 2.000 nits frente a los 1.400 de la anterior generación de televisores. La clave que hay detrás de esta tecnología a la hora de mejorar la experiencia visual es sin duda la mejora de la luminosidad, que es mucho más precisa en cada píxel, de hecho se puede incluso modificar la orientación en que se emite la luz.

Uno de los aspectos más destacados de estas televisiones es sin duda el diseño, partiendo de uno de los modelos que cuenta con el panel curvo, hasta la calidad de acabados en sus materiales, e incluso la conexión invisible, que consigue que sea casi imposible de apreciar ningún cable alrededor de la televisión, ya que todos se conectan a una caja que los esconde.

La gran virtud de estas televisiones QLED de Samsung es que a pesar de no ser OLED, consiguen unos tonos de negros realmente puros, algo que era difícil de imaginar hasta ahora en este tipo de tecnología. Además, esto nos demuestra que este tipo de tecnología presentada por Samsung todavía tiene mucho margen de crecimiento, lo que sin duda le permitirá a Samsung mirar a la competencia de tú a tú aunque apueste por una tecnología teóricamente inferior.

Normas