CINE DIGITAL
Apple vs salas de cine: quiere ofrecer alquiler de películas en cartelera

Apple vs salas de cine: quiere ofrecer alquiler de películas en cartelera

Bloomberg afirma que Apple está en conversaciones con las más importantes productoras de cine como podrían ser la 10th Century Fox, la Warner Bros o Universal Pictures para lanzar un dardo no sólo a la línea de flotación de sus posibles rivales en el mundo streaming (HBO, Netflix, etc.) pero que podría llevarse por delante bastante de la ya maltrecha industria de distribución cinematográfica.

Y es que a las plataformas de streaming, más centradas en el fenómeno de las series y enfocadas en su producción propia, el que Apple quiera alquilar las películas mientras aún estan en la cartelera, en realidad, puede importarles poco o nada. Sin embargo, la noticia seguro que pone los pelos de punta a los responsables del sector de la distribución.

Un precio alto por alquilarlas... pero puede ser el principio (del fin para algunos)

Según la información de Bloomberg, aún no hay que ponerse la venda antes de la herida porque el precio de estos alquileres "premium" de Apple rondaría entre los 25 y los 50 dólares. Actualmente, las entradas en EE.UU. rondan entre los 9 dólares la más barata (con descuento "joven" o "senior") hasta las de 12 a 15 dólares para una entrada de adulto los fines de semana. En España, dependiendo del cine, el tipo de sala (2D o 3D) y el día, rondan unos precios similares entre 8 y 12 euros en total.

Se acabaría con los 90 días de exclusiva de las salas de cine

El movimiento de Apple podría remover los cimientos de la distribución de cine como hace años hizo con la llegada de iTunes a la música. Si bien se están negociando ahora mismo unos precios altos por los alquileres "Premium" de películas en cartel, nada parece impedir que Apple cobre una "suscripción" a este servicio que rebaje el coste. Además, contemos que con un sólo pago de 25 dólares, por ejemplo, podría ver la película toda la familia (si contamos 4 entradas a 10 euros, el ahorro es considerable).

Hasta ahora, al menos en EE.UU., existía un acuerdo entre productoras y distribución que garantizaba 90 días de exclusividad en la exhibición de los nuevos títulos antes de que pasaran a estar disponibles para otros servicios de distribución física o digital.

Con este movimiento, es probable que los grandes estudios vieran aumentar los ingresos por exhibición de sus películas... pero aún esta por ver el caos que causaría en las salas de cine quienes ven como sólo llenan en la "Fiesta del Cine", porque las entradas están por debajo del precio de coste, y grandes estrenos.

Normas