Esta tendencia arec que se impondrá en la gama alta en 2017
Samsung Galaxy S8

El Samsung Galaxy S8 también se olvidará del puerto de auriculares

Parece que Samsung no quiere dejar ni un cabo suelto en su futuro terminal de gama alta que se presentará en el Mobile World Congress de 2017. Hablamos del Samsung Galaxy S8, un dispositivo que se espera mucho y de que, por ejemplo, se ha conocido que es más que posible que el lector de huellas no se integre en el botón Home, entre otras cosas. Pues bien, hay datos que indican que este modelo no tendrá puerto de auriculares de 3,5 milímetros.

Según se van conociendo los planes de las diferentes compañías de cara al 2017, entre ellas el gigante coreano, la gama alta parece que irá eliminado de forma progresiva el puerto analógico que hasta la fecha se ha utilizado para conectar los auriculares. La decisión puede ser cuestionable, ya que nuestro oído no es precisamente digital, pero la tendencia es esa y el Samsung Galaxy S8 será un claro ejemplo de esto.

La conexión USB es la respuesta para el Samsung Galaxy S8

Pues lo cierto es que esta es la idea de Samsung, y tiene sentido ya que el puerto USB tipo C será de la partida en el Samsung Galaxy S8, y este permite entre otras cosas mendar sonido con una calidad alta. Por lo tanto, que utilice para sustituir al jack 3,5 milímetros es lógico. Eso sí, es de esperar que con el terminal se incluya un conversor, ya que por el momento no son muchos lo que disponen de un accesorio compatible con la interfaz conectada (independientemente que se incluya o no uno con el smartphone).

La ausencia de puerto para auriculares tiene algunos detalle positivos adicionales, como por ejemplo el reducir el grosor del dispositivo si asís e desea, aparte de dotar de espacio libre en el interior que bien puede ser utilizado para incorporar diferente hardware o, incluso, para que la disipación de calor sea más eficiente. Otra posibilidad es aumentar la carga de la batería, lo que sin duda es muy positivo.

Posible lateral del Samsung Galaxy S8

El caso es que aparece claro que no habrá apartado que nos será mejorado en el Samsung Galaxy S8 y, esto es positivo ya que la gama alta es un segmento realmente competido actualmente y, por ello, hay que utilizar todas las armas posible que se tengan disponibles.

Normas