Esta videoconsola no está teniendo una llegada tranquila al mercado
PlayStation 4 Pro: problemas y fallos que la ponen en duda

PlayStation 4 Pro: problemas y fallos que la ponen en duda

La nueva consola PlayStation 4 Pro ya es una realidad en el mercado, y con ella se han conseguido avances interesantes como los que por ejemplo tiene que ver con el aumento de la meoria RAM y, también, la mayor potencia de la GPU (tarjeta gráfica integrada). Pero, a pesar de esto que evidentemente permite un mejor comportamiento con la realidad virtual, por el momento se han detectado algunos problemas que ponen en cuestión que sea una decisión adecuada el hacerse con uno de estos dispositivos.

El precio de la nueva PlayStation 4 Pro es de 400 euros, y lo cierto es que debido a lo que se está conociendo muchos son los que dudarán, y con todo el sentido del mundo, si dar el salto en su compra...en especial si tienen un PS4. Y es que las mejoras que se consiguen, además de no ser especialmente evidentes en lo que tiene que ver con la calidad, sólo se disfrutan si se cumplen con unas premisas determinadas: tener un televisor con calidad 4K y que ofrezca soporte HDR. En caso contrario, le efectividad al disfrutar de los avances no es la que debería.

Es más, hay cuestiones que no tienen mucho sentido en la PlayStation 4 Pro. Un ejemplo es la ausencia de reproductor Blu-Ray en este modelo (la Xbox One S que se puso en juego en el mes de agosto sí lo tiene), lo que es entendible especialmente si se tiene en cuenta que la compañía japonesa es una de las impulsoras de este formato. Bien es cierto que este lector no es algo que pertenece específicamente a los juegos, pero lo ideal era ofrecer esta posibilidad en un modelo más grande y pesado… más si cabe al pensar que el segmento de las consolas está dando pasos para parecerse un poco al de los teléfonos -donde la llegada de nuevos modelos todo apunta que será más habitual que antes, y estos deben incluir novedades atractivas-.

Otra cuestión es la del cable de corriente que se incluye en la PlayStation 4 Pro. Este es diferente al de los modelos anteriores de consola de Sony por lo que si eres de los que necesita mover el dispositivo de una habitación a otro y no deseas andar trasteando con los cables, no te quedará otra que comprar uno adicional para hacer esto con la mayor de las comodidades (cuando, antes, simplemente tenías que dar uso al de un modelo antiguo ya que son compatibles).

Consola PlayStation 4 Pro

Eso sí, en el apartado de la temperatura si hay mejoras, ya que esta se controla mucho mejor lo que da un tiempo de vida a la PlayStation 4 Pro mayor. También en líneas generales esta nueva consola suena menos que las primeras PS4, aunque aquí hay una salvedad: al iniciar los juegos más exigentes, al comienzo el ruido que se genera es excesivo, para bajar luego (recuerda bastante lo que ocurría en parte con las Xbox 360, por poner un ejemplo)

Mejora calidad con los juegos, ¿es así?

Pero esto es realmente la clave de toda consola, y la PlayStation 4 Pro no es una excepción. Si se tiene una experiencia de uso mejor, el gasto de los 400 euros no es un problema finalmente para los amantes de los juegos… pero por ahora esto no está para nada claro y se han conocido ciertos problemas que si bien pueden deberse al hardware, tiene como resultado final que no se disfruta lo que se debería con el nuevo modelo.

Ya son varios los que han probado la nueva PlayStation 4 Pro y lo cierto es que comentan que no se perciben grandes diferencias o mejoras en la calidad de imagen como se indica en ADSLZone, algo que debería ser evidente en la nueva consola y uno de sus grandes valores (ejemplos como Tomb Raider o Call of Duty IV son algunos de los nombrados e, incluso, en algunas informaciones se habla de mejores rendimientos de juegos en la PS4 que en la PS4 Pro, como The Last of Us). Además, está el apartado de los frames por segundo es algo que se tiene que tener en cuenta, ya que los títulos que llegan a 60 FPS, se tienen que jugar con calidad de la PS4, por lo que si se desea disfrutar de mayor calidad gráfica -al menos sobre el papel- se deben hipotecar los FPS... y no son pocos los que prefieren más cuadros a una mayor definición.

Rendimiento de PlayStation 4 Pro vs PlayStation 4

Por cierto, que para los juegos que llegaron al mercado antes de la llegada de la nueva consola, es necesario que se lance una mejora por parte de las propias desarrolladoras para aprovechar la novedades de PlayStation 4 Pro, ya que en caso contrario estas no serán de la partida. Esto es lógico, claro, pero es algo que se debe considerar y que está por ver que suceda en todos los casos.

Una combinación muy poco extendida

Si se dispone de la combinación de un televisor 4K con HDR -no se debe olvidar que la Xbox One S también lo incluye-, es muy posible que merezca la pena hacerse con la nueva PlayStation 4 Pro, ya que en especial el segundo apartado donde el rango dinámico que se aprecia es mayor, permite visualizar colores mucho más definidos y reales, lo que tiene que ver con el disfrutar más. Pero, en caso contrario, por el momento no son muchos los que disponen de este hardware combinado, lo que como hemos dicho antes limita en parte el aprovechar las mejoras en lo referente a la calidad de imagen.

Además, se han detectado problemas con algunos televisores 4K del mercado, donde estos no son bien conocidos y no se permite ni aprovechar al máximo los frames por segundo, ni la imagen HDR e, incluso, hay problemas más importantes ya que no se visualiza una imagen correctamente. Esto es algo que se soluciona con una actualización, pero que no es menos cierto que ocurre.

Juego Resident Evil 7 a 4K

Es decir, que el gasto de 400 euros que se tiene que hacer para conseguir una PlayStation 4 Pro para más de uno no estará muy justificado ya que para disfrutar de sus mejoras a la hora de conseguir una calidad de imagen mejor, es necesario disponer de un conjunto de hardware adicional importante (lo que requiere también de una inversión), como son un televisor de última generación y las gafas de realidad virtual PlayStation VR.

Normas