Tecnología

Telefonica, Ericsson y El Corte Inglés dejan Ametic... ¿quien será la próxima?

El Corte Inglés también abandona la patronal pero por razones de reorganización interna

José Manuel de Riva, presidente de Ametic desde 2012.
José Manuel de Riva, presidente de Ametic desde 2012.

La patronal de las empresas tecnológicas Ametic corre el riesgo de fragmentarse tras seis años de funcionamiento. Las compañías de la industria TIC decidieron en 2010 unirse en una única asociación multisectorial con la fusión de las antiguas Aetic y Asimelec, y ahora esta voz única conseguida para defender los intereses de este macrosector podría estar en peligro. Un grupo de grandes empresas está valorando seriamente su “salida inmediata” de la patronal si su actual presidente, José Manuel de Riva, se presenta a la reelección. Ametic celebrará elecciones a presidente el próximo 29 de noviembre.

Alguna ya ha movido ficha. Telefónica mandó el viernes su carta de renuncia a la asociación y su salida tendrá lugar el 1 de enero, según cuentan fuentes oficiales de la teleco a CincoDías. La medida habría llegado tras meses de reflexión y tras un duro enfrentamiento entre la operadora y De Riva en la última junta directiva de Ametic, que tuvo lugar el pasado jueves, donde el presidente actual logró el 78% de los votos a favor, gracias eso sí a los más de 20 votos delegados que llevaba de pymes.

Gestión

Organización poco ágil
y personalista

Varias multinacionales consultadas se quejan de la gestión de Ametic. “Somos muchas las que pensamos que hay que cambiar la asociación de arriba abajo y convertirla en algo más ágil, moderno y digital. Más acorde con el sector que representa”.

Otras fuentes hacen a De Riva las mismas críticas que en su día se vertieron contra Banegas: “La gestión del día a día es patriarcal, personalista. Las decisiones se han tomado estos cuatro años en torno a su figura, con una política de hechos consumados. Primero decide y luego informa a los miembros de Ametic”. “Hay un gran déficit de transparencia”, insisten desde otras empresas.

Telefónica, en cualquier caso, no es la única empresa dispuesta a abandonar la patronal y a impulsar una asociación alternativa. Ericsson y Aveng ya han enviado sus cartas y otras como Zed y Nokia-Alcatel lo tienen decidido y podrían mandarlas en las próximas horas.

“Nuestro sector no tiene el peso que debería en la sociedad española con la aportación que hace a la economía y creemos que hace falta un cambio en la patronal. Si sigue adelante De Riva podríamos hacer oficial nuestra salida”, dicen desde Nokia. Otras empresas que se oponen radicalmente a su reelección son ZTE y Euskaltel. Un portavoz de esta última asegura que no apoyan su candidatura “porque no consideramos que estemos convenientemente representados. Estamos valorando nuestra continuidad en la asociación, pero entendemos que tenemos que estar en un foro en el que estemos todos los operadores y empresas del sector con los que compartimos inquietudes de mercado”.

Otras grandes empresas admiten que “no apoyan” a la dirección actual de Ametic, pero dejan en el aire su decisión sobre si continuarán o no en la patronal. Es el caso de Vodafone, Orange y Microsoft, y de otras que prefieren no ser citadas. La primera dice “que quiere ver las alternativas antes de tomar una decisión”, aunque el jueves ya dijo que no estará en la junta directiva del actual equipo. Y el gigante del software afirma que, aunque no está conforme con lo hecho por De Riva, prefiere estudiar las propuestas de su candidatura antes de tomar su decisión última.

El futuro de Ametic está en el aire, porque las empresas que se oponen a De Riva suponen más del 60% de los ingresos de la asociación. Si muchos se marchan, ello podría arrastrar a otras compañías a abandonar la patronal, que vería mermados sus recursos. Una situación que se agrava por la salida de El Corte Inglés. Sus filiales Iecisa, Investrónica y Telecor han comunicado ya su marcha, aunque dicen que, en su caso, no se debe al enfrentamiento de muchas empresas con De Riva sino “a razones de reorganización interna”. Hay compañías, que prefieren mantenerse en el anonimato, que afirman estar “muy preocupadas” con la situación que vive la patronal. “Estas peleas internas no nos ayudarán a ser fuertes como industria”, dicen.

El motivo principal que argumentan las empresas consultadas para oponerse a la dirección actual es que Ametic no ha logrado defender los intereses del sector como esperaban. “No ha alcanzado ni de lejos la capacidad de influencia que se le suponía. Ni siquiera en este periodo de incertidumbre política han sido capaces de poner la digitalización y la nueva economía en la agenda política. El ecosistema digital se ha visto ninguneado por el Gobierno y los partidos”.

Francisco Ros, el candidato alternativo

De Riva accedió a la presidencia de Ametic en diciembre del año 2012, en sustitución de Jesús Banegas, que también abandonó la patronal entre fuertes críticas a su gestión. No hubo entonces ninguna candidatura alternativa. Algunas empresas consultadas aseguran que De Riva les dijo entonces que no permanecería en el cargo más de cuatro años. Una promesa, añaden, que ahora no cumple.

Diversas fuentes del sector cuentan que la intención de muchas de las empresas que se oponen a De Riva, entre ellas Telefónica, es colocar a otro candidato al frente de Ametic, y apuntan a Francisco Ros, secretario de Estado de Telecos desde 2004 a 2010 en los Gobiernos de Zapatero. Ros ocupó también cargos en Telefónica y Qualcomm entre otras tecnológicas. Las mismas fuentes señalan que este candidato despertó recelos entre algunas empresas, “aunque había bastante consenso en que podía ser la alternativa”. “Ros estaba dispuesto a presentarse, si ello no provocaba conflicto, pero todo ha transcurrido de tal forma que al final no ha presentado su candidatura, al menos por ahora”.

En Ametic hay unas 300 empresas (medio centenar aportan el 80% de su presupuesto) y De Riva cuenta con el respaldo de muchas pymes. En un reciente encuentro con la prensa, el presidente dijo no tener constancia “de que haya un movimiento de empresas importante para crear algo diferente a Ametic”, e instó a quienes no estén conformes con su reelección a que presenten una candidatura alternativa. Algo que parece difícil por la capacidad del presidente actual de tener acceso a los votos delegados de muchas pymes. Los estatus de la patronal establecen que el voto de cualquier empresa vale igual, con independencia de su tamaño.

Normas
Entra en El País para participar