Telecomunicaciones

Telefónica ahorrará 3.500 millones con el nuevo dividendo

Los analistas respaldan la decisión

Barclays, la reducción evitará la venta de activos por debajo de su precio

Logotipo de Telefónica.
Logotipo de Telefónica.

Los analistas parecen haber recibido de forma positiva la decisión de Telefónica de reducir el dividendo. Según las la firma JBCM, la nueva política se acerca al 50% de la generación de caja, más en línea con la rentabilidad por dividendo del sector. “Esto lo convierte en una política más sostenible, que permite a la compañía desapalancarse orgánicamente al reducir sus compromisos de caja libre en más de 3.500 millones en tres años, según nuestras estimaciones”, señala la gestora.

BBVA, por su parte, indicó que la política de dividendo es ahora más racional. Los analistas del banco señalaron que el esperado recorte de dividendo por fin ha llegado y se trata de una decisión importante y positiva para contribuir a un desapalancamiento gradual, que es una de las principales incertidumbres que pesan sobre la compañía.

Beka Finance destaca la reducción del dividendo era una decisión esperada por el mercado. Estos analistas señalan que esta medida ahorrará a la operadora en 2017 unos 980 millones de euros. “Nos parece una decisión positiva la de recortar dividendo, ya que en estos momentos el mercado estaba cuestionando la necesidad de dar una rentabilidad por dividendo del 8% mientras se necesita reducir deuda”.

Sabadell, a su vez, cree que con la rebaja del dividendo se consigue unos ahorros de 2.750 millones de euros, permitiendo agilizar la reducción de deuda. “El impacto podría ser positivo por la mejora del ebitda y generación de caja, así como el recorte de deuda. Además, el recorte del dividendo dotaría de una flexibilidad financiera adicional”.

Kepler, a su vez, cree que el recorte de dividendo de Telefónica se trata de una señal positiva para acelerar la reducción de deuda y establecer un dividendo creíble, sostenible y con una rentabilidad atractiva (4,3% para 2017).

En este sentido, Barclays cree que el recorte de política de dividendo tiene todo el sentido y debería permitir a la operadora evitar la venta de activos por debajo de precio y preservar su rating, BBB y Baa2.

Asimismo, Fidentiis destaca que Telefónica abandona el scrip y apunta que la decisión será bien recibida por los inversores internacionales porque no les gustaba la dilución que implica. “El ratio de rentabilidad por dividendo está en 4,4%, muy en línea con el sector”, señala la firma. UBS afirma que el recorte de dividendo es muy apreciado y reitera el compromiso de la empresa con su rating crediticio. “Se trata de una buena decisión que coloca a la compañía en una posición más fuerte para gestionar el proceso de desapalancamiento y la eventual venta de activos”, indica.

Renta 4 destaca que el dividendo presionaba excesivamente a la compañía a nivel financiero, suponía un lastre a la cotización y no se valoraba adecuadamente en el mercado. “El dividendo propuesto, además, ofrece una rentabilidad atractiva”, indica la gestora, que espera un impacto positivo en cotización.

Normas