'Aceptan algunas trampas'
Pokémon GO

Pokémon GO da marcha atrás y readmite a algunos jugadores expulsados

Hace algunos días Niantic Labs anunciaba que la expulsión de jugadores de Pokémon GO había arrancado, como consecuencia de las varias alertas que se habían lanzado sobre conductas no permitidas y la falta de respuesta de algunos de sus jugadores. Y finalmente así se hizo, decenas de jugadores comenzaron a ser 'baneados' hasta que, finalmente, Niantic Labs ha decidido ceder ligeramente para readmitir a algunos de ellos. Concretamente, se permite ahora hacer uso de mapas de terceros para localizar criaturas en el videojuego para dispositivos móviles, pero otro tipo de trampas seguirán suponiendo la expulsión definitiva del videojuego.

Niantic Labs 'afloja' sus condiciones y comienza a readmitir a algunos de los jugadores tramposos de Pokémon GO

Desde que Niantic Labs comenzase a expulsar jugadores, los afectados también han arrancado a solicitar su readmisión a través del formulario correspondiente. Y aunque hace días que se ha formulado esta respuesta para algunos de los afectados, ahora Niantic Labs lo ha confirmado de forma oficial: algunas de las 'trampas' se han aceptado y los jugadores expulsados por tales motivos vuelven a tener sus cuentas activas, para poder seguir jugando.

Pokémon GO da marcha atrás y readmite a algunos jugadores expulsados

Según esta última información, Niantic Labs ha dado marcha atrás con los usuarios que han utilizado mapas de terceros para encontrar más fácilmente a las criaturas. Ahora bien, aunque admiten que este uso no se penalizará, sí que se han mantenido firmes en que los usuarios que utilicen apps para falsificar la información de localización a través del GPS seguirán siendo baneados de forma permanente. Las cuentas antes canceladas por el uso de mapas de terceros, por tanto, ya están siendo devueltas a quienes fueron baneados en los últimos días.

En definitiva, se han posicionado favorables a que los usuarios utilicen herramientas de asistencia e información. Pero lo que no van a admitir, ni habían admitido anteriormente, es que se utilice software para modificar el normal funcionamiento del videojuego. Por lo tanto, se mantienen en su intención de forzar a los usuarios a 'salir a la calle' en busca de Pokémon, y evidentemente, hacia los gimnasios cercanos para defender sus posiciones.

Normas