1,9 Gbps sobre una red 4G LTE
4G

Nuevo récord de velocidad sobre 4G, alcanzan 1,9 Gbps

La quinta generación de redes de telefonía móvil supondrá para las telecomunicaciones un importante salto cualitativo, tanto en capacidad de gestión de clientes de forma simultánea como en la entrega de velocidad máxima para transferencias en subida y descarga. Ahora bien, con respecto al 4G LTE también hay mejoras planteadas en un horizonte lejano a los 150 Mbps como máximo teórico en velocidad de descarga que plantea el despliegue más básico de este tipo de infraestructuras. Tanto es así, que un nuevo despliegue ha batido todos los récords hasta la fecha alcanzando una velocidad de 1,9 Gbps.

Ya han conseguido que el 4G LTE alcance 1,9 Gbps como velocidad máxima, aunque los usuarios no alcanzarán estas cifras

No son pocas las compañías dedicadas a las telecomunicaciones que prueban diferentes tecnologías para la evolución y desarrollo de las redes de telefonía móvil, y casi de forma constante se plantean estos altos límites en la velocidad de transferencia. Batiendo todo récord anterior con estos 1,9 Gbps como velocidad pico sobre redes móviles 4G LTE, ya se ha advertido que no son prestaciones que vayan a llegar a los usuarios, pero que sí definen el horizonte de desarrollo de las telecomunicaciones sobre redes móviles.

Nuevo récord de velocidad sobre 4G, alcanzan 1,9 Gbps

Con equipamiento ofrecido por Huawei es como se ha conseguido alcanzar este pico en la velocidad de transferencia, y marcando este hito se ha querido dejar en evidencia que, aunque el 5G está en desarrollo y se comenzará el despliegue comercial durante el próximo año 2020, todavía hay un amplio margen de mejora con las redes móviles de cuarta generación. Algo que, aunque cierto, en algunos países tiene importantes matices por la limitación en el uso del espectro radioeléctrico, como es el caso de España.

La vía más extendida en el desarrollo del 4G LTE en pro de velocidades de transferencia más generosas que las actuales, por el momento es la apuesta por la agregación de canales. Es decir, que aprovechando diferentes frecuencias de emisión, con dispositivos compatibles, se pueden agregar canales para conseguir tasas teóricas por encima de los 500 megas incluso. Pero esto, en una aplicación 'en campo', es más complicado que este tipo de tasas récord en situaciones idóneas.

Normas