Un chip por y para wearables
Polar M600, el primero con MediaTek MT2160, la CPU especial para wearables

Polar M600, el primero con MediaTek MT2160, la CPU especial para wearables

MediaTek ha presentado el que es su nuevo procesador, pero esta vez no está pensado para potenciar los smartphones de diferentes fabricantes, este va destinado a otra categoría de productos de la que hablamos mucho últimamente, los wearables.

Construido sobre un procesador Dual-Core de 1,2 Ghz basado en tecnología ARM Cortex-A7, con la intención de conseguir un equilibro entre velocidad y, sobre todo, eficiencia energética que es el caballo de batalla de los dispositivos como los relojes inteligentes. Cuenta con GPS integrado y conectividad inalámbrica a través de Bluetooth con perfil de bajo consumo y WiFi.

Es totalmente compatible con Android Wear pero lo realmente interesantes es la tecnología de miniaturización que ha aplicado MediaTek en este chip. Se han eliminado todos los componentes accesorios, de nuevo, buscando la máxima eficiencia energética y, de paso, que sea un elemento barato para captar la atención de los fabricantes como Polar.

El corazón del Polar M600, uno de los relojes inteligentes deportivos más completos

Polar M600, el primero con MediaTek MT2160, la CPU especial para wearables

De hecho, el último de los dispositivos que lanzará la conocida marca de accesorios deportivos, el Polar M600, es el primero que estrenará el nuevo procesador de MediaTek pero que además contará con una pantalla de 1,3 pulgadas a color, batería de 500 mAh, suficiente para aguantar 48h a pleno rendimiento, 4 GB de almacenamiento y 512 MB de RAM. Entre sus prestaciones cuenta con tecnología Wi-Fi, GPS con Glonass, Bluetooth 4.2, conectividad 4G, Android Wear y sensor de ritmo cardiaco para estar al tanto de las pulsaciones que tenemos en cada momento y llevar un control más exacto de la actividad deportiva.

El Polar M600 sale al mercado con un precio de 350 euros y se podrá elegir en dos versiones en la tienda de Polar, en color blanco y negro, ambas, como no, resistentes al agua de tal manera que también podemos usar el nuevo wearable de Polar en la piscina que se gestiona a través de la app Polar Flow, que nos ayuda a monitorizar el ejercicio.

Normas