Withings Thermo: un termómetro inteligente que se sincroniza con el smartphone

Withings Thermo: un termómetro inteligente que se sincroniza con el smartphone

La firma dedicada a los 'wearables' mostró su nuevo termómetro inteligente en la feria internacional CES 2016 y fue premiada allí en dos categorías diferentes dentro de las recompensas por innovación. El termómetro, que incluso en el diseño es completamente diferente a uno digital, y sobre todo a uno de los típicos termómetros de mercurio, no requiere contacto con la piel y cuenta con conectividad inalámbrica para su sincronización con el teléfono inteligente. Es decir, que permite llevar en el propio smartphone un completo historial de la temperatura de nuestro bebé, por ejemplo.

Withings Thermo cuesta aproximadamente 80 euros, pero es un termómetro mucho más avanzado que los digitales

Alimentado por baterías recargables tipo AAA, cuenta con conectividad WiFi para la sincronización con el teléfono inteligente. Y no obstante, en este punto es muy similar a lo que ofrecería cualquier otro 'wearable' tal como una pulsera inteligente enfocada a la monitorización de actividades deportivas o un reloj inteligente, entre muchos otros. La particularidad del mismo está en que, frente a los termómetros convencionales, no requiere contacto con la piel en la axila, sino que se coloca en el lateral de la cabeza para el registro de la actividad de la arteria temporal con un total de 16 sensores infrarrojos.

Withings Thermo: un termómetro inteligente que se sincroniza con el smartphone

Con este conjunto de sensores se llevan a cabo un total de 4.000 mediciones en apenas dos segundos, y a través del software que incorpora se compensan los posibles errores y variaciones en la medición para un resultado sorprendentemente preciso. En cuanto a las opciones de conectividad con el smartphone, tanto en Android como en iOS ofrece su aplicación específica para llevar el historial de mediciones, así como la evolución y otro tipo de detalles interesantes que, por supuesto, no están disponibles con un termómetro convencional, ya sea digital o de mercurio.

En Estados Unidos, el termómetro cuenta con la aprobación y reconocimiento de organizaciones dedicadas a la salud, y como comentábamos, aunque su precio es de unos 80 euros según el cambio, lo cierto es que ofrece una tecnología mucho más avanzada que los termómetros convencionales, que evidentemente son notablemente más económicos.

Normas
Entra en El País para participar