Por seguridad y para mejorar la calidad de la red
Cinco cosas que debes cambiar siempre al conectar un router

Cinco cosas que debes cambiar siempre al conectar un router

Aunque es de los gadgets más "feos", tanto por su forma como por lo poco que nos gusta tratar con él, el router es el corazón y el cerebro de todos los demás que tenemos en casa que ya casi no tienen posibilidades si no están conectados a Internet.

Es, por tanto, el primer bastión en cuanto al mundo digital en nuestro hogar y al igual que nos preocupamos de poner una puerta reforzada o cerrar la llave cuando nos vamos, el router debe tener un minimo de configuración cuando lo conectamos por primera vez en casa - y si ya lleva tiempo conectado y no lo hemos hecho, habría que hacerlo ahora mismo -.

A continuación vamos a dar cinco consejos que se aplican a cualquier router y que, por otra parte, empiezan como ya os contamos hace tiempo, entrando en la dirección IP 192.168.1.1 (o acabado en 0.1, según el caso).

Cambia usuario y contraseña del router

Cinco cosas que debes cambiar siempre al conectar un router

Una vez dentro de las características de nuestro router, que suele requerir de un usuario y contraseña genérica (muchas veces 1234), lo primero es cambiar esto, ya que si no lo hacemos, un vecino un poco más hábil podría colarse en nuestro aparato y hacer, literalmente, lo que quiera.

Cambia el nombre de la red

Normalmente, cuando viene el router de fábrica y ha pasado por las manos del operador, la conexión WiFi tiene un nombre genérico - y veremos muchos a nuestro alrededor parecidos -. ESto es una pista para quien está intentando aprovecharse de nuestra red de que tenemos pocos conocimientos informáticos por lo que seremos su primera víctima. Cada router tiene su propia configuración, simplemente nos vamos al menú de la conexión WiFi y buscamos el nombre del "SSID", y se lo cambiamos al que se nos ocurra.

Cambia la contraseña del WiFi y elige una buena protección

De nuevo, la contraseña por defecto es fácilmente hackeable, incluso hay programas gratuitos que lo hacen. Dentro del mismo menú de WiFi buscamos donde está la password para cambiarla pero antes, nos aseguramos de que el protocolo de seguridad sea el más alto, WPA2.

Revisa el estándar del WiFi y las bandas

Y es que muchos routers, sobre todo los últimos de fibra óptica, vienen con dos conexiones, una de 5 Ghz, lo que se llama el WiFi Plus, y otra de 2,4 Ghz. Es fácil ver el problema, doble conexión es como tener dos puertas. Si podemos usar solo la de 5 Ghz, notaremos una gran mejoría de nuestra conexión ya que está menos saturada pero no todos los dispositivos, sobre todo los que tienen ya algún que otro año la soportan. Inevitablemente vamos a tener que tener las dos activas así que, lo mismo que hemos dicho para una hay que hacerlo en la otra (cambiar nombre, activar seguridad, etc).

Activa los controles parentales

Sí, muchos routers tienen esta posibilidad y limitará el acceso de los pequeños de la casa a contenido no adecuado sin tener que estar instalando sistemas en diferentes navegadores u ordenadores. Puede estar indicado como "Controles Parentales / Parentel Controls" o Restriccciones de Acceso (Access Restrictions). Según el router que utilicemos es posible incluso marcar el dispositivo para el que estarán activos, ya que se identifican mediante su dirección MAC, y hasta si queremos que sea un bloqueo solo unos días o a unas horas - para que no puedan despistarse de los deberes -.

Desconecta la gestión remota

Lo cierto es que muchos routers de operadoras lo traen por defecto y a veces, no se puede anular. Pero si nos compramos un router por nuestra cuenta podremos elegir y es una medida más para que nadie pueda controlar a distancia nuestro router y tengan que venir a nuestra casa a arreglar el problema si hace falta.

Normas