Por la gestión de aeropuertos

Bolivia prepara una demanda contra Abertis

El Gobierno boliviano anunció hoy que demandará a la compañía española Abertis para exigirle que pague por los “daños” supuestamente causados por aplicar “pésimas prácticas corporativas” cuando esa empresa administró los tres aeropuertos principales del país andino.

El ministro boliviano de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros, explicó que esa institución, la empresa estatal Sabsa Nacionalizada y la Procuraduría General del Estado preparan la demanda internacional contra Abertis.

La firma será denunciada “por sus pésimas prácticas corporativas en el país, por depauperar el patrimonio de Sabsa en desmedro de las inversiones esenciales que nunca se hicieron y sobre todo para exigir el pago de la totalidad de los daños causados por Abertis a los tres principales aeropuertos internacionales de Bolivia”, dijo Claros, según un comunicado de la Procuraduría.

Por su parte, el procurador general del Estado, Héctor Arce, señaló que se denunciarán internacionalmente las “prácticas indignantes y contrarias a la ética empresarial” supuestamente aplicadas por Abertis, para evitar que situaciones parecidas ocurran “en otros países hermanos”.

El presidente boliviano, Evo Morales, expropió en 2013 Sabsa a Abertis (90 %) y Aena (10 %), que estaba a cargo de los aeropuertos de las ciudades de La Paz, Cochabamba (centro) y Santa Cruz (este).

El Estado boliviano ha sostenido que el consorcio se comprometió a invertir 27 millones de dólares en las terminales aéreas, pero en 17 años de administración supuestamente ejecutó solo 1,9 millones de dólares.

Abertis ha asegurado que sus inversiones en Bolivia entre 2005 y 2012 fueron de 13 millones de dólares, a los que habría que sumar los cánones de concesión, por unos 39 millones, y otros 8 millones más en impuestos, en total unos 60 millones de dólares.

La empresa española demandó al Gobierno de Morales para reclamar una indemnización de 80 millones de dólares por la nacionalización, mientras que La Paz rechaza el pago al considerar que la empresa incumplió los términos de la concesión.

Ese reclamo se dirime en el Tribunal Internacional de Arbitraje, con sede en París.

Arce y Claros, que encabezan la comisión encargada de la defensa de Bolivia ante la demanda de Abertis, se encuentran en Quito elaborando el último escrito que su país presentará dentro del arbitraje internacional, según el comunicado de la Procuraduría.

La oficina de Arce señaló que en diciembre pasado, el tribunal arbitral decidió incluir en el proceso “los daños integrales” supuestamente causados por Abertis en los aeropuertos bolivianos.

“Como consecuencia de aquello, Bolivia presentará su último escrito para esta fase adicional, teniendo previsto realizar las audiencias conclusivas del caso en octubre de 2016”, agrega la nota.

El procurador boliviano afirmó que los argumentos técnicos y jurídicos que presentará Bolivia “demostrarán contundentemente los daños estructurales generados” por Abertis al “patrimonio aeroportuario de Bolivia durante su nefasta administración”.