Se filtra cómo será la pantalla del Samsung Galaxy X, el primer smartphone plegable

Se filtra cómo será la pantalla del Samsung Galaxy X, el primer smartphone plegable

La hoja de ruta del fabricante surcoreano líder en tecnología de consumo parece estar fijada para el próximo año 2017, y poco a poco los detalles al respecto se van desvelando. Después del Samsung Galaxy S7 y el Galaxy Sy Edge de este año, y a la espera del Samsung Galaxy Note 6, durante el próximo año se espera que lleguen también el Samsung Galaxy S8 y el Galaxy S8, pero entrará en juego una nueva línea que por el momento conocemos como Samsung Galaxy X. Y como se lleva esperando desde hace algunos años, serán plegables.

Un primer modelo en la gama Samsung Galaxy X, que se caracterizará por un cuerpo plegable gracias a las pantallas OLED

MÁS INFORMACIÓN

Junto a LG Electronics, Samsung está a la cabeza en el desarrollo de pantallas para dispositivos inteligentes. Son dos las generaciones que ya han montado pantallas P-OLED flexibles, y gracias a las cuales se ha conformado la serie Edge, pero lo próximo es hacer también 'flexible' el cuerpo de sus dispositivos para ofrecer equipos plegables, algo que ya se había dejado ver en diferentes patentes, y que Samsung había mostrado en diseños conceptuales. Ahora bien, uno de los puntos clave es que la resolución de este dispositivo plegable será 4K, y la disposición de subpíxeles se mantendrá usando el formato PenTile que permite un importante ahorro energético en pro de la autonomía.

Se filtra cómo será la pantalla del Samsung Galaxy X, el primer smartphone plegable

Sobre lo que no han trascendido detalles es sobre la configuración del terminal en cuanto a su construcción. No se conoce aún si los materiales empleados seguirán siendo el aluminio y vidrio, o bien se retomará el policarbonato para una mayor resistencia. En cualquier caso, durante varios años Samsung ha estado solicitando patentes para la configuración de una bisagra, en la parte central del dispositivo, que será la que permite plegarlo gracias a la flexibilidad de la pantalla.

Los componentes internos como el procesador o la batería, entre otros, todavía no son flexibles. Sin embargo, la circuitería y la pantalla sí. Por lo tanto, y teniendo en cuenta estas patentes, todo apunta a que Samsung aprovechará esta bisagra para tomarlo como único punto de pliegue. Y de esta forma, si el software acompaña, se podrá variar entre los formatos de tableta y smartphone con sólo plegar y desplegar el dispositivo.

Normas
Entra en El País para participar