Los secretos de quienes ligan en Tinder se pueden descubrir por apenas 5 euros

Los secretos de quienes ligan en Tinder se pueden descubrir por apenas 5 euros

La aplicación Tinder, que está diseñada para citas, tiene un funcionamiento realmente sencillo. Únicamente hay que crear un perfil con una o varias fotografías, que se pueden coger directamente de Facebook y, si queremos, rellenar una pequeña biografía para dar datos adicionales a quien revisa nuestras fotos. Pero no hay posibilidad de buscar a nadie como tal, sino que su algoritmo, en base a la ubicación registrada con el GPS del teléfono inteligente que utilicemos, se dedica a mostrarnos otras personas del género que hayamos seleccionado para nuestras citas.

Swipebuster permite encontrar a cualquiera en Tinder y conocer su perfil de usuario

Izquierda o derecha, 'me gusta' o 'no me gusta', y en base a esto, si coincidimos en el 'me gusta' con la otra parte, entonces podremos tener una conversación privada al estilo de WhatsApp, y a partir de ahí concretar nuestra cita. La cuestión es que esta herramienta de citas, Tinder, que se vanagloria de proteger la privacidad de sus usuarios, y que sólo debería mostrarnos la información de otros usuarios si 'coincidimos' con ellos, está fallando. Tanto es así que, sin estar ni siquiera registrados en la red social, podemos pagar menos de 5 euros para conocer todo lo que queramos sobre alguien. Todo lo que queramos, claro, siempre y cuando Tinder tenga registrados esos datos.

Los secretos de quienes ligan en Tinder se pueden descubrir por apenas 5 euros

Es decir, estando completamente fuera de la red social, y a través de la herramienta Swipebuster, podemos 'espiar' a los usuarios de Tinder. Dado que la información de Tinder está ligada en la mayoría de los casos a un perfil de Facebook, la cuestión es tan sencilla como poner el nombre de la persona que queremos consultar según su perfil de Facebook, su edad y una ubicación aproximada. En base a esto, y previo pago de menos de 5 euros, podremos descubrir la actividad de tal persona en la 'red de citas y contactos Tinder'.

Evidentemente, las redes sociales se han incendiado en críticas contra Tinder, que según su planteamiento debería de mantener ocultos estos datos. Es más, no sólo tendríamos que 'coincidir' con una persona para que se muestren sus datos de perfil, sino que esa persona tiene que ser del sexo que nosotros hayamos registrado en nuestro perfil como 'interesante' para concertar citas. Si eres mujer, y heterosexual, entonces solo vas a ver perfiles de hombres. Y así, con el resto de posibilidades según la orientación sexual de cada uno. Pero Swipebuster ha puesto contra las cuerdas la privacidad de los usuarios de Tinder.

Normas