Por qué no deberías hacer fotos con tu móvil en 'modo automático' y JPG

Por qué no deberías hacer fotos con tu móvil en 'modo automático' y JPG

Los terminales de gama alta para la nueva generación han sido presentados casi al completo y, sobre el papel, el Samsung Galaxy S7 se postula como el mejor si revisamos únicamente su cámara de fotos y en comparación con los rivales de su categoría. Un termina que incorpora un módulo principal de 16 megapíxeles con 1,4 micrones de superficie para uno de ellos y, en el aspecto más global, un sensor de 1/2.6 pulgadas con una excelente apertura f/1.7 para un gran angular de 26 mm. Ahora bien, el modo automático no es la mejor manera de utilizar su nueva cámara de fotos.

Ahora que los móviles permiten tomar fotografías en formato RAW...

Durante años, todos los teléfonos inteligentes han estado guardando las fotografías que hacemos con ellos en formato JPG. Y eso, cualquiera que sepa un mínimo sobre fotografía, sabrá que no es lo mejor que podemos hacer. ¿Por qué? Porque esta imagen no se puede modificar de una forma tan sencilla y profesional, y porque viene con una compresión ya aplicada y algunos 'filtros' aplicados también por el propio procesador de imagen.

En el Samsung Galaxy S7, según se ha podido comprobar ya con una de las primeras unidades, este modo automático presta una excelente calidad en términos de exposición de la imagen. Sin embargo, utilizando el modo en que el Samsung Galaxy S7 configura todos los parámetros de la cámara por sí solo, y la fotografía se almacena en JPG, nos encontraremos con un contraste demasiado marcado.

En cualquier caso, estas primeras pruebas ya anticipan que, efectivamente, estamos ante un terminal mucho más capaz en tomas con una iluminación deficiente. Un ejercicio que no sólo puede llevar a cabo de mejor manera por los píxeles más grandes y una mejor apertura, sino también por el estabilizador óptico de imagen de dos ejes, que en el caso del Xiaomi Mi 5, eso sí, es de cuatro ejes.

Normas