Google quiere que pagues con tu móvil, y sin sacarlo del bolsillo

Google quiere que pagues con tu móvil, y sin sacarlo del bolsillo

La 'guerra de los pagos móviles' en el sector de la telefonía móvil no ha hecho más que arrancar, al menos en nuestro país donde Android Pay y Samsung Pay están a punto de llegar, apenas tardarán unas semanas en hacerlo. Y en este contexto, la firma de Mountain View tiene ya establecida un infraestructura y sistema de pagos sólido, pero promete innovar con nuevas posibilidades como la que, de momento, está en fase de pruebas. Y como adelantábamos, se trata de una nueva función que permitirá pagar con el móvil, pero sin necesidad de sacarlo siquiera del bolsillo.

De momento se está probando en San Francisco, y haciendo honor a sus posibilidades se llama 'Hands Free', que en castellano se traduce como "manos libres". Básicamente es un desarrollo de software que, aprovechando los sensores -hardware- que montan actualmente los teléfonos inteligentes, alerta con anterioridad al TPV ante la posibilidad de un pago con el dispositivo, de forma que ya esté preparado el sistema de pagos electrónicos cuando se quiere hacer la transacción. Eso es, al menos, lo que de momento se ha dado a conocer de forma pública y mientras se está desarrollando esta nueva característica para un despliegue mundial en los próximos meses.

Desde Google están convencidos de que los sistemas de pago desde el móvil que se utilizan actualmente siguen siendo demasiado 'torpes', y este tipo de funciones no son sino una apuesta por dar velocidad y facilidad en las transacciones. Así, por ejemplo, cuando nos acerquemos a un cajero el mismo detectará que el terminal con una cuenta o tarjeta bancaria asociada está presente en un rango de distancia limitado, y de esta forma el propio cajero se adapta, antes de nuestra llegada, para preparar la transacción con el sistema de pagos electrónico de Google.

En cualquier caso, es un sistema de 'manos libres' que se pretende extender a todos los tipos de transacciones posibles que permite un teléfono inteligente. De esta forma, el 'contactless' que actualmente hace uso del chip NFC, y que no requiere contacto pero sí cercanía física con el dispositivo, quedaría obsoleto en favor de un sistema que ni siquiera requiere sacar el teléfono inteligente del bolsillo, bien cuando vamos a pagar o hacer una devolución, o bien incluso cuando vamos a hacer cualquier transacción con un cajero.

Normas