La realidad virtual en directo pronto llegará a YouTube

La realidad virtual en directo pronto llegará a YouTube

El vídeo en streaming está en pleno crecimiento, y las retransmisiones en directo están tomando cada vez más relevancia en un segmento en que Periscope, entre otros, se están planteando como protagonistas. Ahora bien, YouTube sigue liderando entre los servicios de vídeo en streaming, y en los próximos meses están programados ya varios cambios importantes para abrir paso a las últimas novedades en vídeo. Por ejemplo, la reproducción de contenidos 4K HDR en streaming, pero también una novedad que permitiría reproducir emisiones en directo y con vídeo en 360 grados.

Facebook es una de las compañías que están apostando más fuerte por la realidad virtual, y en su tablón permitirán pronto la reproducción de este tipo de vídeos y de la mano de Oculus Rift, uno de los productos más avanzados en realidad virtual. Y continuando con Facebook, también han lanzado una nueva función para la retransmisión de vídeo en directo, pero YouTube va a combinar estos dos factores para prestar, en su plataforma de vídeo en streaming, contenidos de realidad virtual en tiempo real.

Según fuentes cercanas a la compañía de Mountain View, la directiva de YouTube se ha reunido ya en varias ocasiones con algunos de los principales fabricantes de cámaras de vídeo en 360 grados para avanzar sobre el proyecto y, evidentemente, contar con el respaldo de marcas que garanticen la creación de este tipo de contenidos. La cuestión no es únicamente que estas cámaras puedan grabar en 360 grados, puesto que ya hay varios modelos que lo hacen, sino que sean capaces de enlazar con YouTube para la retransmisión en directo.

El mayor de los problemas en la reproducción de este tipo de contenidos es el peso de los archivos que se generan. Y aunque no se ha comentado nada al respecto, lo más probable es que en YouTube estén abordando nuevas formas de compresión de los archivos de vídeo para poder prestar contenidos tan 'pesados' en tiempo real. Obviamente, al igual que con los vídeos en 4K y 8K, también la velocidad de acceso a Internet puede dejar fuera a una amplia parte de los usuarios de YouTube.

Normas