Controla el ruido que hacen tus vecinos
¿Te molesta tu vecino? Descubre si le puedes denunciar por el ruido que hace

¿Te molesta tu vecino? Descubre si le puedes denunciar por el ruido que hace

Seguramente te haya ocurrido que tu vecino haya tenido que pedirte 'algo de silencio', o que tú hayas tenido que hacerlo. En estos casos, lo más común es alertar a la Policía si el problema es constante, pero en ocasiones el volumen de la música, por ejemplo, ya lo han bajado cuando la Policía llega a la casa de los vecinos que están molestando. Ahora bien, siempre puedes registrar estos ruidos con una medición precisa sobre los niveles que se escuchan desde tu casa y, de esta forma, demostrar que, efectivamente, estaban molestando.

¿Cuáles son los límites de ruido que pueden superar mis vecinos?

Según marca la Ley, durante el día y con las ventanas cerradas no deberían salir de una casa más de 35 dB de ruido. Sin embargo, por la noche y también con las ventanas cerradas, el nivel desciende hasta los 30 dB como máximo. Más allá de estos niveles, perfectamente podemos hacer una denuncia contra nuestros vecinos, e incluso las molestias continuas y evitables también se pueden denunciar, aunque no se registre una medición en la que los ruidos superen lo permitido. Pero, evidentemente, la cuestión es especialmente interesante para los límites marcados, que en ocasiones se supera con el nivel de la música, o incluso con el volumen de la televisión.

Aunque hay una forma de medir si están pasando los limites de ruido, debes tener en cuenta...

Existe una forma de medir el ruido que hacen nuestros vecinos para registrarlo y hacer la correspondiente denuncia, y te lo explicamos en este artículo. Ahora bien, como referencia y antes de ponernos a medir el nivel de ruido que están haciendo nuestros vecinos, siempre podemos tener en cuenta que 'entender lo que dice el televisor de nuestros vecinos' ya estaría superando los límites.

No deberías poder entender las conversaciones de tus vecinos, o lo que dice su televisor

Es decir, que probablemente escuchemos alguna conversación de los vecinos, o su televisor, pero no deberíamos poder entender qué es lo que estamos oyendo, o de lo contrario lo más probable es que, como adelantábamos, se estén superando los límites. Evidentemente, de noche la cuestión se agrava, puesto que los límites de ruido máximo permitido son aún inferiores.

Así puedes medir el ruido que hacen tus vecinos y comprobar si puedes denunciar

Lo más agradable para todos sería que estas cosas no tengan que suceder, y que sea suficiente con timbrar en la casa del vecino para pedir respeto y nada más. Ahora bien, hay quien además de faltar al respeto, falta también a la ley. Y en este caso, contamos con una aplicación para dispositivos móviles que nos puede ayudar a resolver nuestro problema.

Una aplicación para Android te servirá para demostrar las molestias

La aplicación en cuestión se llama Deciber, y la puedes descargar desde la Google Play Store para Android. La clave de esta aplicación es que, en lugar de limitarse a registrar el nivel de ruido, es capaz también de registrar la media de volumen, la hora en que se produce, el día concreto y el tiempo que dura. Además, también podemos incluso comprobar en qué frecuencia se produce el nivel máximo, y todo esto lo podemos mantener registrado en forma de captura de pantalla, en la que además se adjunta una fotografía.

Qué hacer si los vecinos están superando los niveles máximos de ruido

Lo primero que deberíamos hacer es alertar a la Policía, que acudirá a la puerta de nuestro vecino a alertar sobre las quejas y, probablemente, dar un primer aviso para que dejen de molestar al vecindario. Si las molestias se repiten podríamos volver a hacer una llamada, de forma que queden registradas las constantes molestias de nuestros vecinos en relación con el ruido con el que acostumbran a molestar.

Si fuera necesario, podemos hacer una denuncia contra nuestros vecinos y, en la misma, aportar testigos sobre lo sucedido y, evidentemente, los registros que hayamos hecho con una aplicación como esta. Su uso, sobre todo, nos servirá para conocer si realmente están superando los límites de lo admisible, o simplemente nos han jugado una mala pasada nuestras paredes de pladur.

Normas