El precio de la seguridad en la carretera
Esa tecnología y extras "tontos" que deberías pagar en tu coche nuevo

Esa tecnología y extras "tontos" que deberías pagar en tu coche nuevo

El ABS y lo gracioso que era decir "mi coche tiene 'ahí va ese' incluido", cuando aún se trataba de un opcional. Ahora, sin embargo, el sistema de frenado ABS se ha convertido en un requisito para los coches nuevos, y lo cierto es que se trata de una tecnología eficaz para evitar las víctimas mortales en carretera. Pero, ¿qué hay de esas tecnologías que siguen siendo un extra -u opcional- al comprar un coche nuevo? Algunos deberías pagarlos, sin pararte siquiera a pensarlo.

Sistema de alerta por pérdida de atención

Cuando alcanzas un determinado nivel de cansancio, o simplemente no estás suficientemente pendiente de la conducción, el coche alerta de forma automática y sugiere que tomemos un descanso. Evidentemente, podemos ignorar la recomendación. Y en este caso, si cumplimos las pautas recomendadas, como parar cada 200 kilómetros, estaremos mucho más seguros al volante.

Llamada automática de emergencia (eCall)

Conoce la tecnología que te puede salvar la vida en carretera

Esa tecnología y extras "tontos" que deberías pagar en tu coche nuevo

Ciertas tecnologías, algunas exclusivas de determinados fabricantes, son un punto clave para reducir las víctimas mortales en la carretera.

Tecnología que te puede salvar la vida en carretera

Cuando se produce un accidente de tráfico, lo más común es que cualquiera que lo presencie llame a los servicios de emergencia. Evidentemente, en determinados tramos hay escasa circulación y menor probabilidad de que alguien pueda dar la voz de alerta, luego es conveniente instalar en el vehículo un sistema que, por sí solo, puede hacer una llamada de emergencia a los servicios correspondientes. Además, esta tecnología puede enviar datos concretos sobre el accidente, la ubicación del vehículo y mucho más.

Mejora de la visibilidad

Cada vez más, los diferentes fabricantes tratan de optimizar la tecnología de iluminación de sus vehículos. Y es que, como ya sabemos, la máxima seguridad al volante se consigue cuando nos anticipamos a cualquier cambio en la vía y trayectoria de los vehículos. Y este tipo de tecnologías pasan por orientar automáticamente el haz de luz, cambiar la iluminación de forma automática según las circunstancias o incluso captar imágenes en la oscuridad. Si ves bien, puedes anticiparte.

Sistemas precolisión

Cuando el accidente es inevitable, hay ciertos pasos que se pueden tomar para minimizar las consecuencias. Esto lo hace el coche de forma automática, si contamos con la tecnología correspondiente, y pasa por ajustar los cinturones de seguridad, fijar los asientos para el óptimo funcionamiento del airbag, cerrar las ventanillas y adaptar el vehículo para un golpe inesperado.

Frenado de emergencia autónomo

Ahora, el test Euro NCAP prueba el frenado autónomo de los modelos que cuentan con ello, y es que esta tecnología puede salvar a los peatones de un atropello accidental, pero también protege al conductor de posibles colisiones por un retraso en una frenada. Sí, el coche frena por sí solo tan pronto como detecta que es necesario, y evita un accidente.

Alerta de velocidad

Algunos conductores superan los límites de velocidad a conciencia, y ponen en riesgo al resto de personas que circulan en la misma vía. Sin embargo, otros lo hacen por desconocimiento o simple despiste. Y por ello, cada vez más coches nuevos cuentan con tecnología para alertar de la velocidad máxima permitida en cada vía detectando las indicaciones de las señales correspondientes. Además, muchos vehículos incluyen el limitador de velocidad, que regula el acelerador y freno para no superar el límite marcado, de forma manual, por el propio conductor.

Asistencia de cambio de carril

Cuando, por un motivo u otro, el conductor sale de su carril de forma involuntaria, el coche puede alertar con una respuesta acústica de lo que está sucediendo. Esto, evidentemente, puede evitar una colisión lateral con otro vehículo. Ahora bien, una tecnología aún más compleja, disponible sólo en algunos modelos, puede incluso corregir la trayectoria de nuestro coche para mantenerlo en el carril por el que estamos circulando. Sin duda, un "opcional" a tener en cuenta, puesto que reduce de forma notable los accidentes de tráfico.

Control del ángulo muerto

Aunque los espejos retrovisores laterales y central estén colocados correctamente, en algunos modelos nos encontramos con el conocido como "ángulo muerto". Este es el punto, o los puntos, en los que perdemos la visibilidad de cualquier objeto que circula a nuestro lado. Y la tecnología de control de este aspecto es capaz de señalar cuando, aunque no lo podamos ver por los retrovisores, un cambio de carril implicaría la colisión lateral con otro vehículo.

Normas