El WiFi más potente
Ya se puede reconocer a alguien a través de una pared con tecnología WiFi

Ya se puede reconocer a alguien a través de una pared con tecnología WiFi

El Instituto Tecnológico de Massachusetts lleva varios años trabajando sobre el WiFi para el reconocimiento de personas a través de las paredes. Hasta la fecha, los avances han permitido medir el ritmo cardíaco a distancia, por ejemplo, para la vigilancia de bebés desde otra habitación. En este sentido, lo que se pretende es conseguir un sistema de monitorización no invasiva.

Ahora, el WiFi puede reconocer personas a través de las paredes

Han sido varios los avances que se han conseguido en este sentido, pero lo que nos muestran en esta ocasión es un sistema que es capaz de reconocer personas, a través de las paredes y haciendo uso de la tecnología WiFi, con un 90% de precisión. En definitiva, lo que se propone es un sistema de detección a través de obstáculos físicos, que se vale de la emisión de señales radio y análisis en torno a cómo se reflejan estas ondas.

Un análisis inteligente de la señal WiFi

El avance más interesante tiene que ver con el algoritmo que se emplea para el análisis de la señal WiFi. Según cambios introducidos, el sistema es capaz de anular la recepción de señales devueltas por objetos estáticos, tales como paredes o muebles. Al mismo tiempo, lo que sí se analiza son las variaciones de la señal radio en interacción con objetos dinámicos, es decir, personas en movimiento.

Preciso, casi preparado para "entornos reales"

Las aplicaciones posibles de este tipo de tecnología son amplias, y en el futuro se podrían plantear para el estudio de edificios en llamas, con la intención de encontrar a posibles víctimas entre el fuego y los escombros. Por el momento, como ya adelantábamos, lo que han conseguido en el Instituto Tecnológico de Massachusetts es afinar la precisión de su sistema para, gracias a su combinación con la inteligencia artificial, distinguir a quién corresponden las siluetas.

Por lo tanto, ya no sólo hablamos de poder detectar una persona a través de la pared, sino también de identificar de quién se trata. En su experimento, el MIT ha conseguido un 90% como tasa de acierto, aunque lo más problemático es que el sistema sólo es capaz de distinguir entre personas previamente registradas en su base de datos.

Normas
Entra en El País para participar