La pantalla y las bajas temperaturas son las debilidades del nuevo iPhone 6s
Apple soluciona el bendgate en el iPhone 6s aunque su pantalla sigue siendo frágil

Apple soluciona el bendgate en el iPhone 6s aunque su pantalla sigue siendo frágil

Con la llegada de nuevos smartphones al mercado son muchas las pruebas a los que durante los días y semanas posteriores son sometidos la gran mayoría de ellos para mostrar su resistencia. Una de las compañías con mayor reputación en este tipo de pruebas, Square Trade, se encarga de probar los mejores terminales del mercado de marcas como la propia Apple y Samsung y de ahí que recientemente haya publicado los resultados obtenidos por el nuevo iPhone 6s y su versión Plus comparándoles tanto con su predecesor el iPhone 6 como con uno de sus rivales de la firma coreana, el Samsung Galaxy Note 5.

En estos test, los terminales son sometidos a pruebas de caída, agua, flexibilidad y en esta ocasión Square Trade ha incorporado un nuevo examen térmico que somete a los terminales a temperaturas extremas simulando situaciones reales de la vida en la que el teléfono puede estar expuesto a temperaturas de 44 grados cuando se deja el terminal dentro del coche al sol o los 17 grados bajo cero que se pueden alcanzar en la calle algunas noches de invierno.

Los resultados de estos test confirman que tanto Samsung como Apple han solucionado sus problemas de flexibilidad, sobre todo en el caso de Apple con el famoso efecto bendgate que le viene persiguiendo durante todo el pasado año, ya que mientras que el iPhone 6s Plus resistió hasta 81 kilos de presión sin doblarse, el 6s aguantó hasta 77 kilos mejorando entre el 50 y el 60 % su flexibilidad con respecto al iPhone 6, los mismos que el Galaxy Note 5.

Los test de caídas parece que siguen siendo la asignatura pendiente de la gran mayoría de fabricantes ya que casi todos los smartphones que caen sobre la pantalla terminan haciéndose añicos, como fue el caso del iPhone 6s, 6s Plus y Galaxy Note 5 a pesar de contar con pantallas reforzadas.

En cuanto a las nuevas pruebas térmicas, el Galaxy Note 5 ha sido el terminal que mejor comportamiento ha demostrado a temperaturas bajo cero, ya que aguantó casi dos horas a un temperatura de cero grados sin que su funcionamiento se viese afectado, algo que ocurrió a los 60 y 30 minutos en el iPhone 6s Plus y 6s respectivamente.

Tanto los terminales de Apple como el de Samsung superaron los test de agua realizados por Square Trade, sin embargo hay que destacar que los iPhone tuvieron una pérdida momentánea del sonido durante la prueba.

Como conclusión se puede decir que los nuevos terminales van obteniendo cada vez mejores resultados en este tipo de pruebas, algo que sin duda es una gran noticia para los consumidores puesto que cada vez contamos con terminales más resistentes a este tipo de situaciones.

 

Normas