El nuevo aluminio del iPhone 6s le hace más resistente
Conoce la resistencia del nuevo iPhone 6s, ¿se doblará o romperá con facilidad?

Conoce la resistencia del nuevo iPhone 6s, ¿se doblará o romperá con facilidad?

El famoso efecto Bendgate que ha perseguido durante todo este último año al actual iPhone 6 y iPhone 6 Plus que no es otra cosa que la gran capacidad que tienen estos dos modelos para doblarse con las propias manos o mientras el usuario lo tiene guardado en el bolsillo, parece que con la llegada del nuevo iPhone 6s la compañía californiana podría librarse de él.

Y es que después de lo mucho que ha dado que hablar durante todo este último año, con la reciente llegada del nuevo iPhone 6s y 6s Plus uno de los primeros test a los que ha sido sometido el terminal ha sido el Bend Test. Como se puede ver en el vídeo que se muestra a continuación, el nuevo iPhone 6s muestra una gran resistencia ante el intento de una persona por doblar el terminal con sus manos, algo que en la anterior versión provocaba una fuerte curvatura del terminal.

Parece por lo tanto que los de Cupertino, a pesar de que durante todo este tiempo haya intentado ocultar y quitar importancia al hecho, realmente se ha puesto manos a la obra para evitar este efecto en el nuevo iPhone 6s que llega con un chasis reforzado con aluminio serie 7000 con el que los usuarios podrán guardarse el móvil en el bolsillo sin miedo a que se doble.

Parece que el nuevo aluminio con el que se ha fabricado el cuerpo del iPhone 6s, además de evitar el efecto Bendgate hace más resistente al terminal en los drop test o test de caída a los que también ha sido sometido.

Como en otras ocasiones, en el vídeo que se muestra a continuación se pude ver como se somete al iPhone 6s y iPhone 6s Plus a tres caídas distintas desde una altura aproximada de 1m, dejando caer el termina sobre su parte trasera, de canto y sobre su pantalla.

En cada una de las pruebas tanto el iPhone 6s como su versión Plus muestran un comportamiento muy parecido ya que tanto en la caída sobre la parte posterior como en la que se le deja caer al terminal sobre el perfil interior se puede ver como apenas se muestran algunos rasguños sobre el cuerpo metálico del teléfono.

Sin embargo, y aunque el resultado es algo mejor que el obtenido el año pasado por el iPhone 6s, tanto el iPhone 6s como el iPhone 6s Plus no aguantan la caída que se realiza sobre la pantalla y se puede ver como los dos modelos acaban con la pantalla rota aunque sigue funcionando al tacto sin aparentes problemas.

Normas