Apple obliga a Samsung a eliminar varias características de sus dispositivos
Samsung pierde ante Apple y tendrá que quitar funciones de sus terminales

Samsung pierde ante Apple y tendrá que quitar funciones de sus terminales

El pasado verano dos de las empresas líderes en el mercado de los smartphones y dispositivos móviles electrónicos como son Samsung y Apple, se tuvieron que ver las caras en los tribunales debido a una demanda por parte de los de Cupertino sobre la empresa surcoreana alegando el uso de alguna de sus patentes.

Esto hizo que Samsung tuviera que indemnizar a Apple con la friolera cantidad de 119.6 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios tras la sentencia del juez del Tribunal Federal del Distrito, que le daba la razón a la empresa californiana pero en la que no aprobó la solicitud de prohibir que los dispositivos de Samsung no incluyeran estas características. Algo que la propia Apple se negó a aceptar y por lo que no rindió, tomando la decisión de apelar el juicio.

Ahora, el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos dictaminó ayer mismo que Apple tiene derecho a presentar una orden judicial que prohibiría el uso de las características patentadas por Apple y de las que hacen uso algunos terminales de Samsung que prohibiría al fabricante surcoreano usar estas tecnologías patentadas por Apple en sus dispositivos.

Esta decisión obligaría por lo tanto a Samsung a eliminar o cambiar ciertas características de sus smartphones y tablets como el desbloqueo con el dedo en la pantalla táctil del dispositivo, la corrección automática de errores ortografícos y la vinculación rápida, que permite a los usuarios a realizar una serie de cosas como la de tocar sobre un número de teléfono que se encuentra en un texto para realizar desde ahí una llamada.

Unas funciones que a todos los usuarios de teléfonos inteligentes de Samsung les resultarán bastante comunes, ya que seguramente las estarán usando cada día y que el derecho a Apple de presentar una orden judicial podría hacer que la compañía coreana tuviera que eliminar de sus dispositivos o cambiar por otras tecnologías similares.

La sentencia ha sido bien recibida en el interior de la compañía californiana que lejos de conseguir una mayor indemnización lo que pretende es que Samsung no use estas tecnologías patentadas previamente por ellos y defender el duro trabajo que se ha realizado para desarrollar cada una de ellas para incluirlas en dispositivos como el iPhone y el iPad y ofrecerlas de esta manera a sus clientes, así como cerrar una batalla legal que comenzó ya en el año 2011.

 

Normas