Así ocurre en los iPhone de Apple o los nuevos Galaxy S6
Cómo ampliar el almacenamiento en teléfonos que no tienen ranura microSD

Cómo ampliar el almacenamiento en teléfonos que no tienen ranura microSD

Algunos teléfonos y tablets que hay en el mercado no ofrecen la posibilidad de utilizar tarjetas microSD para aumentar el almacenamiento que estos ofrecen. Esto es algo que no gusta a muchos usuarios, pero las compañías, por unas razones u otras, deciden que sus dispositivos sean así. El caso, es que es posible conseguir más espacio externo sin utilizar las mencionadas tarjetas de memoria.

Hay muchos modelos en el mercado que no permiten el uso de microSD, como por ejemplo los iPhone de Apple o los Nexus de Google (esto es así desde hace mucho tiempo en ambos casos). Pero, ahora, hay otros fabricantes que han seguido esta forma de actuar, como por ejemplo Samsung con su nueva gama Galaxy S6 (en todas sus variantes por el momento).

Las soluciones que proponemos vamos a centrarla al uso de hardware para conseguir aumentar la capacidad de almacenamiento, por lo que no hablaremos del uso de espacios en la nube donde almacenar información. De esta forma, las opciones que proponemos no dependen de si existe conectividad a Internet o no.

USB, el gran aliado

La conectividad USB que ofrecen los terminales móviles actuales utilizan el estándar USB (algunos tiene un conector propietario, como los modelos de Apple). El caso es que existen llaves de almacenamiento que están específicamente pensadas para ser utilizadas con teléfonos o tablets. El caso es que se pueden adquirir accesorios que tienen un puerto USB “normal” en un extremo y, en el otro, el específico microUSB en los Android o Lightning de los iPhone en el otro.

USB Sony con conexión microUSB

La capacidad depende de lo que se quiera gastar, pero lo cierto es que la utilidad de estos productos es innegable ya que, además de proporcionar espacio adicional, es posible compartir el contenido de forma directa en los ordenadores.

Aquí también hay que recordar que hay dispositivos que son compatibles con el estándar USB OTG. De esta forma, y mediante el uso de un adaptador que convierte el microSD en un puerto al uso donde se conectan las llaves de almacenamiento que utilizan esta interfaz -sin ser espaciales- es posible eral el contenido y almacenar información de forma normal.

Conexión inalámbrica, otra opción disponible

La conectividad sin cables también es una buena solución, ya que hay opciones realmente buenas en este apartado. Para empezar, hay llaves USB que, además de la interfaz nativa y de hardware, ofrecen la opción que de forma directa se conecten dispositivos a él utilizando conexión WiFi. Un ejemplo es este de SanDisk donde mediante una aplicación y estableciendo conexión se puede ver de forma nativa el contenido del accesorio (que, eso sí, debe estar conectado para que la antena interior sea funcional).

Disco duro WiFi de Seagate

Otras posibilidades son los discos duros externos, sí de gran capacidad, que también utilizan WiFi. Hay modelos como, por ejemplo, este de Seagate. Ofrecen un espacio que pude llegar a los 2 TB y sus dimensiones no son elevadas ya que en su interior tiene un elemento de 2,5 pulgadas. El uso y configuración es muy sencillo ya que se realiza mediante el uso de una aplicación y es de las mejores opciones que se pueden encontrar (aunque, como en el anterior caso, se necesita energía para el correcto funcionamiento).

Todas las posibilidades que hemos indicado son adecuadas y no muy costosas por lo que ofrecen… pero hay una más: la de conseguir un adaptador que lee las tarjetas microSD utilizando la interfaz USB del dispositivo móvil. En definitiva, que hay opciones para todos los gustos y necesidades para aumentar el almacenamiento de tu teléfono o tablet si esta opción no es nativa en el terminal en cuestión.

Normas