El volumen máximo de tus auriculares puede ser cambiado
Cómo afecta la música alta a nuestros oídos y cómo limitarla en iPhone y Android

Cómo afecta la música alta a nuestros oídos y cómo limitarla en iPhone y Android

El ruido es algo que está presente todos los días en nuestros días, y no necesariamente debe ser molesto. El ruido también puede bueno o bonito, dependiendo de las situaciones. Incluso, si lo deseamos, podemos considerar ruido a aquella música que sale de nuestros auriculares una vez los hemos enchufado a nuestro dispositivo móvil. Este gesto tan común en millones de personas a lo largo y ancho del mundo durante todo el día puede tener algunos efectos negativos en nuestra salud. ¿Sabes por cuánto tiempo puedes escuchar música alta en tu dispositivo sin dañarte?

Curiosamente, millones de jóvenes van perdiendo capacidades auditivas por culpa del sonido de sus auriculares cuando escuchan música a través de su Android, de su iPhone o de cualquier reproductor multimedia. Según la OMS, más de 43 millones de personas de entre 12 y 35 años sufren de pérdidas auditivas discapacitantes en los países desarrollados, una verdadera lacra directamente relacionada con escuchar música a un volumen extremo. Ahora bien, ¿cómo sabemos cuándo dañamos nuestros oídos cuando escuchamos música con nuestro terminal?

Normalmente, la salida de un terminal más o menos novedoso y con calidad oscila entre 75 y 136 dB, aunque este segundo valor es realmente extremo y sólo puede conseguir con auriculares realmente potentes. Ahora bien, con una potencia próxima de unos 90 dB, algo que puede conseguirse con prácticamente cualquier auricular, podemos comenzar a degradar nuestro oído fácilmente. Es más, este es el nivel sonoro que provoca una cortadora de césped, algo que en apenas 3 horas nos puede comenzar a dañar de forma irreversible según la OMS.

Ahora bien, ¿cómo podemos evitar problemas auditivos escuchando música con nuestro teléfono Android o iPhone? En el primer caso, lo cierto es que no existe una opción que nos permite realizar el cambio fácilmente, aunque sí es cierto que el sistema operativo nos indica que, al subir el volumen, podemos dañar nuestros oídos, y tendremos que aceptar un mensaje para poder subirlo al máximo que, en realidad, puede dañarnos. No obstante, existen aplicaciones como Volume+ que permiten cambiar hacia arriba o hacia abajo los volúmenes máximos de nuestro dispositivo, aunque para ello hay que contar con ROM especiales. En el caso de que cuentes con un terminal rooteado, existen módulos de Xposed que también permiten realizar el cambio.

En el caso del iPhone, simplemente hay que entrar en el menú de ajustes, concretamente en la opción Límite de Volumen de iPod o iPhone –con un iPod, el ajuste debe realizarse a través de iTunes-. Obviamente, el nivel dependerá de cada uno de nosotros, ya que según los auriculares, obtendremos más o menos potencia. No obstante, lo mejor será ir probando para comprobar qué se ajusta mejor a nuestras necesidades.

Normas