Una tecnología de Mastercard permitirá este insólito hecho
Licencia Creative Commons Håkan Dahlström
Licencia Creative Commons Håkan Dahlström

Dentro de poco podrás autorizar una compra online con un selfie

Actualmente, cuando compramos a través de tiendas online, lo más normal es que tengamos una cuenta asociada a un correo electrónico y, a la hora de pagar, normalmente saquemos la tarjeta de crédito o débito para incorporar en el sistema los números y posteriormente el PIN o las coordenadas, dependiendo del servicio que se haya utilizado. No obstante, Mastercard, una de las compañías más importantes en el mundo del ‘plastic’, es decir, del dinero plástico (las tarjetas), quiere eliminar esta frontera y pasar al siguiente nivel: el reconocimiento facial.

Según se ha podido conocer hoy, Mastercard está desarrollando una alternativa para la validación de compras online, concretamente a través de nuestra cara o, más bien, de un selfie a través de nuestro teléfono móvil –aunque también, como es de esperar, la aplicación técnica no se restringe a la cámara frontal de un dispositivo, sino que también se puede utilizar un ordenador y otros elementos-.

El periodo de pruebas comenzará el próximo otoño con unas 500 personas y permitirá de una forma sencilla realizar compras a través de internet. Nuestra cara debe estar bien centrada en el momento de hacer la fotografía y, además, será necesario parpadear para que el sistema detecte que verdaderamente que no se trata de una imagen ya creada, evitando así posibles fraudes y robos. El sistema puede verse en funcionamiento en el vídeo con el que acompañamos la noticia, en el que también se comprueba las grandes posibilidades del reconocimiento biométrico para realizar compras seguras y sencillas: colocas tu cara, parpadeas, la “imagen” se envían a los servidores de Mastercard, y listo.

La aplicación desarrollada para dispositivos móviles ofrece la posibilidad de pagar mediante el rostro, pero también mediante la huella dactilar, facilitando así su uso cuando la calidad de imagen no sea excesivamente buena. Lo cierto es que una gran cantidad de empresas han decidido colaborar con Mastercard para conseguir un correcto funcionamiento de la aplicación y del sistema: Apple, Google o Samsung son algunas de las más importantes, pero también existen bancos y otros pesos pesados.

Aunque por ahora no podremos probarlo, lo cierto es que habrá que esperar cómo se desarrolla la prueba limitada. Eso sí, como primera crítica y, aunque parece interesante y rápido, puede ser incluso algo más complicado que utilizar la huella dactilar –aunque, de esta forma, prácticamente cualquier smartphone puede realizar una compra mediante reconocimiento biométrico, algo no posible con la huella dactilar-.

Vía Engadget

Normas