Al menos así lo apunta la sección de ayuda en la página de Microsoft
Podrás usar un auricular estándar con el nuevo mando de la Xbox One

Podrás usar un auricular estándar con el nuevo mando de la Xbox One

El éxito de Xbox One ha sido bastante moderado, sobre todo teniendo en cuenta que su gran competidor ha conseguido unos números muy superiores a los de Microsoft. Por ello, todo apunta a que la compañía realizará una pequeña renovación para aumentar sus ventas y, la primera, será el rediseño de su mando para la consola.

Como siempre se ha dejado claro en lo que a las consolas de Microsoft, el mando ha sido uno de los grandes puntos fuertes hasta tal punto de que, en la generación anterior, los propios jugadores de PlayStation indicaran que, para determinados juegos, el mando de la competencia se desenvolvía mucho mejor. Por ello, el diseño del propio mando no se alterará, pero sí que se añadirán funciones que lo harán mucho más interesantes.

Según se puede comprobar en una de las páginas de ayuda y soporte de Xbox, al próximo mando de Xbox One contará en la parte inferior con una clavija jack de 3.5 milímetros. ¿Qué significa esto? Básicamente, que con ese mando no será necesario tener los auriculares especiales de la consola, sino que podremos conectar cualquiera que queramos, o los que más nos gusten, sin ningún problema.

Podrás usar un auricular estándar con el nuevo mando de la Xbox One

Ahora bien, ¿cómo se ha podido saber que este mando será una renovación del actual? Básicamente, en la misma página que hemos indicado antes, en la parte inferior, aparece una frase realmente aclaratoria: “only available on controllers released after June 2015”, es decir, que la característica solo estará disponible en los mandos lanzados después de junio 2015, fecha que curiosamente coincide con la próxima feria de videojuegos E3, por lo que probablemente se presente en este evento y al cabo de los días se ponga a la venta en todo el mundo.

Obviamente queda la incógnita de saber qué pasará con los auriculares que integran funciones avanzadas como el control de volumen o el silencio, es decir, si éstas serán reconocidas por la videoconsola o si, más bien, los auriculares solo permitirán escuchar el sonido sin funciones adicionales. Actualmente, el modelo oficial de Xbox One cuesta 22,99 euros y el estéreo, 69,99 euros, una opción que dentro de poco podría desaparecer del mercado al igual que el adaptador para auriculares externos, que también cuesta 22,99 euros.

Normas
Entra en El País para participar