El LG G4 ha sido sometido a dos caídas desde distintos ángulos y estos son los resultados
El LG G4 y su pantalla se enfrentan a los primeros test de caída y resistencia

El LG G4 y su pantalla se enfrentan a los primeros test de caída y resistencia

El LG G4 ha sido uno de los los últimos buques insignia que ha llegado en lo que llevamos de año después de que otros lo hicieran previamente en algunos eventos propios de los fabricantes o durante las ferias CES y MWC 2015. Ahora, pocas semanas después de que haya hecho su debut, comienza a enfrentarse a los típicos test de rendimiento o resistencia.

En este caso le ha tocado someterse a un par de test de caídas, unas pruebas que son ya usuales cada vez que sale al mercado un nuevo smartphone y de las que el LG G4 tampoco se ha librado. Hay que recordar que el nuevo LG G4 viene protegido con Gorilla Glass 3, y en este caso, con la tapa trasera en cuero.

La primera de las pruebas ha consistido en dejar caer el terminal desde más o menos 1,5 metros de altura estando sujetado por la propia mano de la persona que realiza el test en posición vertical.

Como se puede comprobar, el resultado del primer test es bastante positivo, ya que después de caer al suelo sobre una de las esquinas del terminal, se puede observar cómo el LG G4 sale casi completamente ileso del impacto y tan sólo se aprecia un desconchón en el cristal de la pantalla justo en la esquina que absorbió todo el impacto.

El resto de esquinas, pantalla y carcasa trasera se mantienen intactas y el teléfono no sufre ningún otro daño técnico, puesto que el usuario comprueba como sigue funcionando correctamente.

La segunda prueba es un poco más agresiva ya que en este caso el usuario sujeta al LG G4 poniéndolo horizontalmente a 1,5 metros de altura para que el impacto sea directamente entre el suelo y la superficie completa de la pantalla.

En este caso, lo primero que se aprecia es que la tapa trasera de cuero y la batería salen por otra parte y que el cristal de la pantalla se hace pedazos. Al volver a introducir la batería y colocar la tapa trasera, el teléfono enciende sin problema y continúa funcionando con toda normalidad.

Está claro que en este tipo de test se llevan a los terminales al extremo y aunque no son del todo situaciones reales, siempre es bueno saber el comportamiento y resistencia de un terminal antes de comprarlo puesto que no estamos exentos de que estas cosas ocurran.

Normas