La duda llega siempre cuando hemos abierto un paquete
FoodKeeper, la app que nos dice cuándo se caduca realmente la comida en nuestra nevera

FoodKeeper, la app que nos dice cuándo se caduca realmente la comida en nuestra nevera

Como norma general, nos acercamos una vez a la semana al supermercado y muchas veces más de las que deberíamos, compramos más de lo que nos podemos comer. Sobre todo a la hora de conservar productos frescos, puede que no tengamos muy claro cuanto tiempo podemos tenerlos en la nevera. Al mismo tiempo, tampoco nos queda muy claro cuanto podemos guardar el "túper" con las sobras de la comida de hace unos días.

Y es que, aunque no lo parezca, es también algo que afecta a nuestro bolsillo ya que se calcula que cerca del 44% de la comida que se compra acaba en la basura porque al final no hemos podido, sabido o querido cocinarla. O simplemente, se nos ha olvidado que estaba ahí. Para ayudarnos - y quizás evitar discursiones en las parejas entre quien cree que al día siguiente de la fecha de caducidad la comida se ha convertido en un arma de destrucción masiva y quien no quiere tirar nada nunca, aunque el pan esté ya verde - llega FoodKeeper. Es una aplicación que está disponible gratuitamente tanto para iOS como para Android en la que podemos llevar al día el estado de nuestra nevera.

Evidentemente, no lo hace automáticamente, y cada vez que metamos algo en la misma habrá que anotar lo que hemos metido. Lo bueno es que la aplicación viene ya categorizada, por lo que sólo habrá que buscar el tipo de comida y, lo más importante, en qué estado está (fresca, cocinada, etc) para apuntar lo que vamos almacenando.

Lo mejor es que la propia aplicación va creando un calendario que nos va avisando de cuándo debemos cocinar o ya, desechar, la comida que hay en la nevera. Esto puede ayudar, y mucho, para cuando hay que realizar los menús semanales y no nos acordamos de todo lo que llevamos guardado en el frigorífico.

Finalmente, la única pega que tiene esta aplicación es que está en perfecto inglés y, en muchas ocasiones, en lugar de darnos los grados centígrados nos lo dirá en Farenheit o las explicaciones, todas sencillas y cortas la verdad, nos las ofrece en el idioma de Shakespeare. Por otra parte, es una buena oportunidad para practicarlo un poco más y aprender nuevo vocabulario relacionado con cosas cotidianas como son los alimentos.

Descarga para iOS

Descarga para Android

Normas