La conocida red social de vídeos tiene trucos bajo su interfaz
Atajos de teclado de YouTube para usarlo sin ratón

Atajos de teclado de YouTube para usarlo sin ratón

Ya sea porque lo estamos viendo por diversión e incluso en momentos de trabajo en los que tenemos que gestionar un vídeo a la vez que hacemos otra cosa, es posible que los atajos de teclado que tiene YouTube nos vengan muy bien para no despegar las manos del teclado y tener el ratón libre para otras cosas, ahorrándonos tiempo o esfuerzo, según la ocasión. Y es que el conocido servicio de vídeo online en manos de Google tiene implementados una serie de controles que no necesitan de una pantalla táctil o un ratón para gestionar los vídeos. Simplemente con un teclado a mano podemos usarlo como mando a distancia para la mayoría de sus principales funciones.

Los atajos que señalamos a continuación tienen una doble metodología para funcionar, y la primera no necesita de que pulsemos en ninguna parte de la pantalla, sólo con tener una ventana de YouTube abierta lo podemos activar. Es decir, con tener abierto el vídeo es posible activar sus funciones, que son las que indicamos a continuación:

- Tecla J - retrasa la reproducción 10 segundos.

- Tecla K - activa la reproducción / pausa.

- Tecla L - avanza la reproducción 10 segundos.

- Tecla M - silencia el audio.

El siguiente grupo de teclas funcionan siempre que hayamos pulsado algunos de los botones del reproductor, ya sea la pausa, el volumen etc. y nos ayudan a ajustar de forma más sencilla algunos parámetros. La lista es la siguiente:

- Flechas izquierda y derecha - avanza o retrocede 5 segundos.

- Flechas arriba y abajo - control de volumen

- Números del 1 al 9: pasar el 10% del vídeo, 20%, 30% etc.

- Inicio - volver al comienzo del vídeo

- Fin - saltar al final del vídeo

- Tecla F - activa la pantalla completa

- Esc - sale de la pantalla completa

No es obligatorio y no son adecuadas para todas las ocasiones, pero estos atajos, como indicamos antes, nos van a ayudar a ahorra mucho trabajo cuando estamos realizando algún estudio, trabajo o reportaje (pequeños trucos del oficio), que permiten manejar la reproducción y al mismo tiempo seguir siendo productivos. Una pequeña ayuda para cuando el tiempo apremia o, en el otro extremo, para cuando estamos tumbados en el sofá y no hay donde poner el ratón para ir controlando la reproducción.

Normas