Descubre qué novedades trae el nuevo modelo de LG
LG G4 cuero

Comparativa: LG G4 frente al LG G3

El teléfono LG G4 es ya una realidad, por lo que la apuesta en el mercado de gama alta del 2015 de este fabricante asiático ya se conoce. El caso es que para saber exactamente en qué apartados ha evolucionado el dispositivo, nada mejor que compararlo con el modelo al que sustituye en el mercado, el LG G3.

Lo primero que hay que mencionar es que el acabado plástico (aunque hay versiones que lo mantienen) deja lugar al cuero en la carcasa trasera del LG G4. Así es como la compañía enfrenta la evolución que exige ser diferencial en este año 2015, donde otras compañías han evolucionado para conseguir ser distinto. Eso sí, los botones de control de hardware se mantienen en la parte posterior, lo que ya es una característica “muy de LG”.

Centrándonos en dimensiones y peso, hay que indicar que se ha dado un paso importante en lo referente al grosor, ya que en ciertos puntos del LG G4 este baja hasta los 6,3 milímetros, dejando muy atrás a los 8,9 del LG G3. Curiosamente, el peso aumenta un poco, ya que el nuevo modelo eleva esta característica en seis gramos, algo que quizá se deba a que el alto y el ancho del dispositivo hoy conocido es mayor y al uso del cuero. No es esto crucial, pero hay que tenerlo en consideración.

Sin tener una medida exacta, también hay que indicar que los marcos de la pantalla son mayores en el nuevo dispositivo, por lo que no se mantiene el trabajo realizado en el LG G3, que era uno de los modelos más llamativos del mercado teniendo en cuenta este detalle. Aparte hay que indicar que el LG G4 tiene una pequeña curvatura, por lo que sigue la senda del G Flex, aunque esta es menos pronunciada pero seguro que favorece el agarre y, por extensión, la ergonomía.

Trasera del LG G4

Cambios en el hardware

La pantalla de ambos modelos es de 5,5 pulgadas y la resolución se mantiene en QHD (2.560 x 1.440), algo lógico ya que aquí no hacía falta un gran avance (eso sí, el panel del LG G4 es tipo P-OLED, para facilitar la curvatura). Además, la integrada en el nuevo modelo dispone de tecnología Quantum Dot, que mejora la reproducción de los colores en un 20% y del brillo en un 25%. Aparte, también se ha añadido tecnología Advanced In-Cell Touch, por lo que se incorpora la capa táctil a la LCD lo que mejora su respuesta al utilizarla.

En lo que se refiere a los dos componentes fundamentales a la hora de asegurar el correcto funcionamiento de un terminal Android, la RAM hay que decir que se sitúa en los 3 GB, por lo que evoluciona en parte ya que una de las variantes del LG G3 utilizaba dos “gigas”. Por cierto, que el tipo de memoria es LPDDR3, lo que se debe a que el procesador elegido es un modelo Qualcomm Snapdragon 808.

Este SoC ofrece en su interior seis núcleos que funcionan a una buena frecuencia y, evidentemente, es una evolución del Snapdragon 801 de cuatro núcleos del LG G3. De esta forma, hay que esperar un mejor rendimiento general, aunque quizá no llegue al nivel del ofrecido por otros modelos de gama alta que hay en el mercado. El caso es que hay avance, como no podía ser de otra forma y, lógicamente, esto beneficia a la ejecución del sistema operativo Android Lollipop que a día de hoy utilizan ambos terminales.

Otro detalle hardware a valorar es que el almacenamiento único del LG G4 es de 32 GB, por lo que se queda con la mejor marca que era de la partida en el modelo al que sustituye. En ambos casos se puede ampliar este mediante el uso de tarjetas microSD, por lo que aquí no hay problemas de espacio.

Cámara y otros detalle finales

LG G3

Pues aquí es donde hay un mayor avance en el LG G4. Para empezar el sensor principal pasa a ser de 16 megapíxeles -por 13 del dispositivo anterior-, pero además el nuevo componente ofrece opciones tan interesantes como la inclusión de estabilizador óptico OIS 2.0 (que también era de la partida en el LG G3 pero era tipo OIS+), una apertura de f/1.8 que le hace conseguir un aumento de un 80% en la adquisición de luz y, además, se incorpora el Sensor de espectro de color (CSS) para mejorar también la precisión en este apartado.

Además, la cámara secundaria da un salto muy importante, por lo que se benefician los usuarios al hacer selfies, un ejemplo de lo que decimos es que el componente del LG G4 es de 8 megapíxeles y, el del LG G3, se queda en los 2,1 Mpx.

Para acabar, hay que indicar que la interfaz de usuario avanza desde la versión 3.0 de UIX hasta la 4.0. Esto trae consigo una interfaz más limpia y útil, que incluye opciones adicionales que en el LG G3 no estaban presentes. Un ejemplo es que la aplicación Cámara ofrece novedades a la hora de manipular las opciones de disparo o la llegada de Event Pocket, que arrastrando y soltando es posible crear calendarios. Aparte, opciones como Smart Notice han evolucionado ya hora son mucho más útiles en el LG G4.

En definitiva, avances en todos los apartados en el nuevo modelo LG G4, por lo que el dispositivo es mucho más recomendable tanto por su diseño diferencial como por un hardware bastante más capaz.

Normas