El cambio en las condiciones del servicio lo contempla
Si no has usado Telegram en los últimos seis meses, en mayo te pueden cerrar la cuenta

Si no has usado Telegram en los últimos seis meses, en mayo te pueden cerrar la cuenta

Telegram es, quizás con LINE, la aplicación que se suele nombrar como alternativa a WhatsApp, aunque en realidad le falta aún camino por recorrer tanto en usuarios activos como en registrados a su plataforma. Y es que con su lanzamiento, en el que se promovía su uso dado que, y esto si es cierto, se trata de una aplicación que tiene la seguridad de los datos y conversaciones de los usuarios por bandera, no son pocos los que se instalaron y dieron de alta en el servicio para probarlo.

Sin embargo, a no ser que tengamos algún que otro amigo que también prefiera ir en contra de lo establecido y salirse del yugo de WhatsApp - o aprovechar esta aplicación como alternativa a la más conocida cuando tiene una de sus "caídas" -, la realidad es que algunos, o bastantes, usuarios no tienen con quien chatear en ella, y por tanto, la han dejado dormir el sueño de los justos entre las apps que alberga su smartphone para cuando la necesitara otra vez.

Pues bien, un cambio en los términos y condiciones de Telegram, apuntado por el jurista Jorge Morell, especialista en estos temas y con un gran blog sobre el asunto, el 19 de noviembre ponía en marcha el reloj para todos aquellos que desde entonces hasta ahora no han vuelto a enviar un chat en esta aplicación.

El plazo se cumple el 19 de mayo, como apuntan desde Hoja de Router, momento en el que la empresa de origen ruso tiene todo el derecho a eliminar las cuentas que ocupan espacio en sus servidores y llevan inactivas durante seis meses o más. En este proceso se dará de baja el perfil y registro del usuario así como todas las conversaciones y archivos que estas contengan. 

Ahora bien, no es un práctica que sea rara o poco habitual, como el mismo Morell indica, Dropbox da de baja a quien no utiliza su servicio durante 12 meses y Microsoft a los 270 días. Además, Telegram también pone en manos de los usuarios la posibilidad de cambiar el tiempo de "autodestrucción" de su cuenta que puede ir desde 1 mes a tres meses, medio año o un año, dentro de los ajustes de la aplicación.

Lo cierto es, para que vamos a engañarnos, que si alguien no utiliza su cuenta en seis meses o un año, poco o nada de lo que hay en ese servicio le interesa y para la compañía que tiene que albergar esos datos sigue siendo un coste mantener a un usuario que, si lo desea, puede volver a conectarse para volver a utilizarla, aunque habrá perdido todo el contenido que tuviera en la aplicación.

Normas