Una opción perfecta para la movilidad de los médicos
Tecnología aplicada a la medicina

Los teléfonos móviles también podrán diagnosticar enfermedades

La tecnología aplicada va llegando a todos los segmentos de la sociedad y, uno de ellos es el de la medicina. Tanto es así que se han conocido incluso la creación de exoesqueletos que ayudan a las personas a realizar acciones que antes les eran imposibles. Pues bien, se acaba de conocer un nuevo avance que permitirá realizar diagnósticos de enfermedades en cualquier lugar del planeta de forma muy sencilla.

Hablamos de un trabajo realizado por la Universidad Florida Atlantic en la que se ha creado una plataforma de biosensores -compuesta de dos partes- en forma de película trasparente (y muy fina) que, al trabajar de forma combinada con dispositivos móviles como por ejemplo teléfonos, permite realizar un diagnóstico muy preciso de una gran cantidad de enfermedades de forma rápida mediante el uso de sólo una gota de sangre.

Así trabaja la plataforma

Una vez que se obtiene la muestra del enfermo, esta se coloca en la película con sensores para que reconozca los diferentes parámetros que se detectan. Eso sí, cada una de las películas que se han desarrollado detecta sólo una, por lo que es posible que se tengan que utilizar varias hasta dar con la repuesta que se busca (esto no es un problema, ya que los desarrolladores han indicado que la elaboración de estos accesorios es muy económica).

Accesorio diagnóstico

Si hay una respuesta afirmativa a la enfermedad, la sangre utilizada se tiñe de un color diferente para indicar la presencia del virus o bacteria localizada. A continuación se manda la información a una aplicación instalada en un teléfono móvil que permite realizar diferentes acciones, como puede ser comenzar un protocolo de acción, enviar la información a un centro especializado o, simplemente, hacer una foto con los resultados conseguidos para enviarla a quien sea pertinente. Así de sencillo.

La cantidad de enfermedades que por ahora detectan las películas con las nano partículas es limitada (entre las que ahora mismo se reconocen está desde el E.coli hasta el VIH). Pero ya se ha anunciado que se está trabajando en ofrecer una mayor compatibilidad y se asegura que no hay restricciones potenciales en este apartado -incluso se cree que podrán crear lo necesario para el estudio de alimentos y agua-. Sin duda, la tecnología aplicada a la medicina es parte del futuro para conseguir mejores diagnósticos y en cualquier lugar, lo que siempre es positivo.

Normas