Se puede sacar un gran partido a los teléfonos actuales con una serie de consejos sencillos
Cómo ser un “youtuber” gracias a la cámara de tu smartphone

Cómo ser un “youtuber” gracias a la cámara de tu smartphone

Uno de los grandes beneficios del avance de la tecnología móvil es la increíble calidad de vídeo que actualmente consiguen los smartphones. Desde el iPhone hasta los Lumia 1020, existen multitud de opciones interesantes que incluso pueden sustituir a una cámara digital tanto para fotografiar como para grabar vídeos. Lo mejor es que si realizamos esto último con un teléfono, la posibilidad de compartir el vídeo instantáneamente es algo muy atractivo. Ahora bien, ¿qué equipo necesitamos para comenzar un canal de Youtube? No hay más, un teléfono móvil.

Si bien todos los youtubers tienen en sus casas equipos bastante caros para grabar sus vídeos, lo cierto es que para empezar tan solo es necesario uno de los últimos teléfonos inteligentes en aparecer en el mercado ya que también se trata de cómo nosotros grabemos el vídeo y no solo de la propia óptica de la cámara. Teléfonos como el Samsung Galaxy Note 4, el LG G Flex 2 y muchos más ya son capaces de grabar vídeos en 2K o 4K, por lo que son una opción ideal si sabemos cómo sacarle el máximo partido.

Si queremos grabar vídeos para Youtube debemos pensar en cosas tan básicas como la luz o la localización. En el caso de que contemos con una escena “muy blanca”, apenas destacaremos con el fondo, por lo que es altamente recomendable apagar cualquier fuente de luz externa que no nos ayude realmente a vernos mejor ya que provocará extraños reflejos –lámparas de escritorio, por ejemplo-. Relacionado con todo ello, la exposición es verdaderamente importante, por lo que debemos utilizar una adecuada al ambiente en el que grabamos.

Por otra parte y con respecto al propio software de la cámara, tendremos que deshabilitar cualquier mejora post-procesado como puede ser el HDR, pero activar la rejilla o grid, una caracterísica que nos ayudará a mejorar el encuadre y a posicionar mejor los objetos que queremos grabar (se debe hacer uso de las intersecciones de las líneas, lugares donde se destaca más aquello que precisamente queremos destacar).

Obviamente no podemos olvidar que debemos grabar a la máxima resolución posible y claro está, a ser posible con la cámara trasera ya que ofrece una mejor óptica. Además, si queremos evitar un movimiento excesivo de la cámara, lo mejor que podemos hacer es utilizar nuestros codos como “trípode”, apoyándolos sobre una mesa o sobre el suelo para evitar que el movimiento haga de nuestro vídeo una gran decepción. De esta forma, podemos comenzar a ser youtubers de una forma económica y atractiva.

Normas