El mega de ADSL resulta ser el más caro y el más lento
Los clientes de ADSL son los que más caro pagan el mega de velocidad

Los clientes de ADSL son los que más caro pagan el mega de velocidad

La consultora Deloitte acaba de publicar el último informe TMT Predictions 2015 que la propia compañía ha elaborado y donde se puede observar como los datos acerca de la situación actual del sector de las telecomunicaciones muestran numerosas discrepancias entre los costes o tarifas del ADSL y otras opciones como el cable o la fibra óptica.

El informe desvela una de las mayores contrariedades dentro del mercado de la banda ancha, ya que muestra como los clientes que disponen de ADSL, la conexión más lenta dentro de las tecnologías de banda ancha que se ofertan, son los que pagan un precio más elevado por cada mega de velocidad que tienen contratado.

Sin embargo las otras opciones como el cable o la fibra óptica, que ofrecen conexiones mucho más rápidas, cuentan con una creciente cantidad de ofertas y tarifas cada vez más competitivas y que además están provocando la desaparición final del ADSL.

Si a esto le sumamos lo que Telefónica ya informó en el mes de noviembre, que para el año 2020 todas las ciudades de más de 1.000 habitantes contarán con una oferta de FTTH y que además procedería a cerrar paulatinamente las centrales de cobre, se reafirma aún más la desaparición total del ADSL.

En este informe, Deloitte analiza la situación actual y las distintas posibilidades del futuro de las telecomunicaciones donde se prevén que entren en juego nuevos factores influyentes como las emisiones de televisión en 4K y confirma que esta tendencia se repite a lo largo de todo el mundo, estimando el coste medio por Mbit/s para las tecnologías DSL de unos 10 dólares, mientras que precio del mega en las ofertas de cable y fibra óptica está estimado en unos 2 dólares.

Los clientes de ADSL son los que más caro pagan el mega de velocidad

Sin duda una gran diferencia, más aún cuando las tecnologías DSL ofrecen unas velocidades mucho más lentas que el cable o la fibra óptica a pesar de la llegada del ADSL +, que multiplicó a muchos clientes su velocidad de conexión y donde las operadoras no quisieron rebajar el coste de acceso a Internet.

 

Normas
Entra en El País para participar