Permite que cualquiera que venta a tu casa se conecte sin saber la contraseña
Olvídate de la contraseña de tu WiFi y compártela con un código QR

Olvídate de la contraseña de tu WiFi y compártela con un código QR

Los compañeros de ADSLZone ofrecen un truco sencillo y a la par brillante para olvidarnos de una vez por todas de la contraseña de nuestro router pero poder seguir conectando cualquier dispositivo que tenga una cámara eso sí como smartphones, tablets y otros, a nuestra red inalámbrica local. Del mismo modo, es una solución genial para cuando tenemos visitantes y no queremos estar dándoles nuestra contraseña bien por pereza o porque no nos acordamos de ella - para lo que muchas veces hay que recurrir a buscar el router y su dichosa pegatina trasera -.

La ingeniosa solución parte de la web Zxing, y de su generador de códigos QR gratuito. Este nos permite crear estas imágenes que al ser escaneadas por la cámara pueden hacer que recibamos una imagen, un link y muchas cosas más. Entre ellas, también la configuración del WiFi de nuestra casa para no tener que volver a introducirlo jamás en un dispositivo.

Cómo crear nuestro código QR para nuestra red WiFi

El proceso es tan sencillo como indicamos a continuación ya que sólo tenemos que entrar dentro de las opciones que nos ofrecen a la hora de generar los códigos QR y buscar la que está identificada con el nombre "Contentes".  Dentro de esta nos permite ver la opción "WiFi Network" donde introduciremos tres datos sobre nuestra red y conexión: el nombre del router (conocido como SSID), la contraseña y el tipo de seguridad que tenemos aplicado (WPA, etc).

Con todo esto completado, ya sólo queda dar al botón "Generate" y en unos segundos aparecerá el código QR en forma de imagen. Esa imagen sólo tendremos que guardarla en el ordenador o, mejor, imprimirla para tenerla a mano en otras estancias de la casa - de hecho podemos hasta colgarla en un cuadro para que cuando venga alguien no nos pregunte "¿Tienes la contraseña de tu WiFi?" -.

La única salvedad es que quien quiera utilizarla debe tener una aplicación de lectura de códigos QR, de las cientos que hay tanto para Android como iOS y Windows Phone, en su mayoría gratuitas. Ni que decir tiene que esta opción es válida también si lo que tenemos es un pequeño negocio y queremos que cuando alguien llegue a el pueda disfrutar de conexión a Internet sin tener que estar metiendo una contraseña, sólo haciendo una foto al código ya estarán conectados a nuestra Red. La última advertencia es, por otra parte, obvia, si alguna vez cambiamos la contraseña, habrá que realizar el proceso de nuevo y generar un nuevo código ya que el antiguo ya no funcionará.

Normas
Entra en El País para participar